Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un fallo en la señalización pudo causar el choque de trenes de L'Hospitalet de l'Infant

Generalitat y ayuntamientos exigen mejoras en la línea férrea del corredor mediterráneo

Las deficiencias existentes en la línea ferroviaria del corredor mediterráneo pudieron causar el pasado jueves el choque lateral entre un tren regional y un mercancías en L'Hospitalet de l'Infant, que ocasionó 11 heridos leves. El consejero de Política Territorial, Felip Puig, señaló ayer que los informes de los técnicos apuntan a que el accidente pudo haberse producido por las condiciones de señalización y seguridad de la línea, que eran 'dudosas y reducidas'. Sobre esta hipótesis se desarrollará la investigación para esclarecer las causas de este nuevo accidente ferroviario.

A las presuntas deficiencias de la señalización luminosa cabe añadir que la baliza que debía frenar al tren regional antes de llegar al desvío donde chocó con el mercancías tampoco se accionó, como pasó hace unos meses en el accidente de Torredembarra. La baliza de frenado se activa en caso de que un convoy rebase el semáforo en rojo.

Mientras Renfe investiga las causas de este nuevo accidente ya se han alzado voces críticas contra las condiciones de esta línea ferroviaria, muy transitada por trenes de mercancías, regionales y el Euromed. La Generalitat, alcaldes y partidos políticos en la oposición reclaman al Gobierno central más inversión destinada al desdoblamiento de esta línea para que los trenes circulen con mayor seguridad. El consejero Puig señaló que el Ejecutivo catalán ha pedido un plan urgente de mejora de las condiciones de seguridad y señalización para el corredor mediterráneo. En este sentido, apuntó que 'debe invertirse para desdoblar todo el corredor desde Tarragona a Valencia, dotándolo de dos vías de ancho ibérico y dos vías de ancho internacional, lo cual garantizaría unas condiciones idóneas de seguridad'. El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Tarragona, Joan Aregio (CiU), considera que el elevado tráfico de esta línea requiere 'urgentemente' más inversiones. El alcalde de Torredembarra, Miguel Ángel Lecha, sostiene que este nuevo accidente ferroviario, similar al que ocurrió en su población, demuestra que 'las medidas de seguridad no son suficientes'.

Por su parte, los sindicatos ferroviarios optaron por la prudencia. No quisieron apuntar posibles causas del choque a la espera del resultado de la investigación. 'No queremos entrar en conjeturas ni hipótesis', declaró el portavoz del Sindicato Español de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios, Jorge Escudé, quien reconoció que el corredor mediterráneo es una línea 'difícil por su trazado, pegado a la costa'. A pesar de ello, el portavoz sindical recordó que los trenes han circulado durante años por esta línea 'sin que pasase nada'. Ante la posibilidad de que el conductor del tren regional hubiese rebasado el semáforo en rojo, Escudé aclaró que en ese caso la baliza de frenado debería haberse accionado para evitar la colisión. El tráfico ferroviario se restableció ayer a las seis de la madrugada.

Minutos antes de las ocho de la mañana del jueves, un tren Catalunya Express que salía desde la vía principal de la estación de L'Hospitalet de l'Infant chocó con un tren de mercancías que estaba entrando en la vía cinco. El Catalunya Express, procedente de Barcelona, salía de la estación en dirección a Tortosa; el mercancías realizaba el trayecto Valencia-Cerbère con 12 vagones de productos siderúrgicos. En el Catalunya Express viajaban unas 50 personas, de las que 11 resultaron con heridas leves. Todas ellas fueron dadas de alta el mismo jueves.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de junio de 2002