Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo acepta introducir cambios en el plan de reforma del viejo matadero

El segundo teniente de alcalde y edil de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, Ignacio del Río, se mostró ayer dispuesto a introducir alguna modificación en el proyecto de reforma del viejo matadero de Arganzuela, y pidió a los portavoces de la oposición en la comisión informativa de Urbanismo, Matilde Fernández (PSOE) y Justo Calcerrada (IU), que reserven el voto de sus grupos hasta que se reúna con ellos y analicen a fondo el plan.

Tanto el PSOE como IU habían anunciado su voto en contra de la propuesta del Gobierno municipal, ya que consideran excesivo que el 50% de los 129.832 metros cuadrados que tiene el viejo matadero se destine a locales de ocio. El 50% restante será para equipamientos culturales (varios museos aún no decididos) y de la Administración. Entrarían en ese porcentaje, por tanto, los edificios que ya usa el Ayuntamiento como sede de la junta de distrito de Arganzuela.

Matilde Fernández y Justo Calcerrada han manifestado reiteradamente que lo adecuado, a su juicio, sería destinar un 75% del espacio a equipamientos culturales y un 25% a restaurantes, hoteles y comercios. El Gobierno municipal quiere aprobar en el próximo pleno, el día 20, el plan especial necesario para llevar adelante el proyecto. En espera de que haya modificaciones, PSOE e IU retiraron ayer su voto negativo y se abstuvieron.

'Se trata de un proyecto atractivo pero hay que desarrollarlo conforme a las necesidades del distrito. Deberían proyectarse equipamientos culturales de gestión pública y con participación de los usuarios. Además, hay que aprovechar para transformar la M-30 en vía urbana y crear un paseo fluvial y carriles bici. Puede parecer utópico, pero no lo será de aquí a diez o quince años', explicó el portavoz de IU.

PSOE e Izquierda Unida sí respaldaron ayer un plan especial para convertir en hotel el inmueble número 70 de la Gran Vía, que tendrá 172 habitaciones. En ese edificio se halla ahora el cine Pompeya, que mantendrá su uso pero quedará incorporado al hotel como sala de convenciones y proyecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de junio de 2002