Bertelsmann toma el control de la discográfica de EE UU Zomba

En lo que se puede considerar una nueva etapa de la fuerte concentración en el negocio discográfico mundial, el grupo de comunicación alemán Bertelsmann anunció ayer que tomará el control de la compañía estadounidense Zomba Music Group, por cerca de 3.000 millones de dólares (3.191 millones de euros), según cálculos de varios analistas. Zomba tiene bajo contrato a artistas como Britney Spears y Backstreet Boys y, hasta la fecha, era considerada como la mayor discográfica independiente, con una facturación cercana a los 1.000 millones de dólares (1.064 millones de euros).

La división de música de Bertelsmann, BMG, mantenía desde 1991 un 20% en la filial discográfica de Zomba y un 25% en su negocio distribuidor. En 1996, las dos partes acordaron una opción de compraventa sobre el resto del capital, ejercida ayer en beneficio de Bertelsmann.

La operación deberá cerrarse en los próximos meses y requerirá el visto bueno de las autoridades de la competencia. El grupo alemán cuenta con un considerable capital para adquisiciones gracias a negocios como la venta de su participación en AOL Europe a la matriz AOL Time Warner, por 5.565 millones de euros.

En el pasado, Bertelsmann, que proyecta salir a Bolsa en los próximos años, fracasó en su intento de fusionar BMG con la compañía inglesa EMI. Las cinco mayores discográficas del mundo -Universal Music, Sony Music, EMI, BMG y Warner- controlan más de tres cuartas partes de la producción y distribución musical internacional. Aparte de BMG, Bertelsmann posee la cadena de televisión RTL Group y un extenso imperio editorial y periodístico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de junio de 2002.

Lo más visto en...

Top 50