Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Operación Triunfo' copa las galas veraniegas

Rosa ya cobra por 'bolo' lo mismo que Sabina, Manu Chao o Rocío Jurado: 36.000 euros

El Ayuntamiento de Yecla tiene un presupuesto de 210.000 euros. El próximo viernes 15 actúa en la localidad murciana Camela, el 20 de julio canta Bustamante y para septiembre quieren a Rosa y a Bisbal. 'Es la novedad que todo el mundo quiere', dice María del Carmen Peraile, concejala de festejos. Yecla es sólo una muestra de lo que ocurre en el resto de España. Los ex concursantes del programa televisivo Operación Triunfo están copando las galas veraniegas ante la preocupación de mánagers y promotores de los artistas convencionales, para los que sólo quedan 'migajas'.

Víctor García, de la agencia Cuatro Gatos y representante de artistas como Andy Chango, Los Secretos o Quique González, considera crítica la situación. 'Los artistas no viven de la venta de los discos, sino de las giras, y se está produciendo una concentración tal en un grupo de personas que puede dañar más de lo que parece el mundo de la música. No son tantos los músicos que pueden soportar un año en blanco'.

Manuel Notario, miembro de ARTE (Asociación de Representantes y Técnicos del Espectáculo) y representante de Juan Perro, Loquillo y Jaime Urrutia, lo tiene claro: 'Estábamos acostumbrados a soportar la famosa canción del verano, pero este año son 13 las canciones del verano'. Lo suyo es el rock and roll, una de las áreas menos afectadas por el aluvión OT, pero, aunque sea de refilón, también les toca. 'Me parece una locura lo que está pasando. Sólo interesa el mercado. Me encuentro con que un artista como Juan Perro, con 30 años de carrera, probada experiencia y un caché de cuatro millones de pesetas, es caro. Esos mismos encuentran barato a Bustamente con un caché de seis millones'. Loquillo, con un caché de 2,5 millones de pesetas, tiene cerrados 40 bolos para el verano; Amaral, 55 y 26 reservas, y Jaime Urrutia, 51. Cualquiera de ellos tiene una retribución más baja que Rosa, que se mueve al nivel de Sabina, Manu Chao o Rocío Jurado.

Un portavoz de la Academia de Artistas aclara que, como empresa, están tratando de colocar a sus artistas y que lo que ocurre con las galas es una copia de lo ocurrido en el mercado discográfico.

Rosa empezará a mediados de julio su gira veraniega y no irá acompañada de ningún otro ex concursante de OT. Hará conciertos de más de una hora presentando el repertorio de su disco. Nuria Fergo, Tenorio y Fórmula Abierta también girarán en solitario. Aunque habrá excepciones, Chenoa y Bisbal, con más de 70 galas cerradas, van en pareja, lo mismo que Natalia y Naim o Gisela y Alejandro. La Academia opina que se está exagerando con los cachés. 'Rosa cobra 36.000 euros, aunque en los conciertos gratuitos sube hasta 60.000. Chenoa, 30.000, y si va con Bisbal, 66.000. Natalia está en 15.000, y si va con Naim, 24.000'.

José Navarro, vicepresidente de ARTE y representante de artistas como Calamaro, Serrat, Sabina y Paco de Lucía, entre otros, aclara que no está en contra de los artistas de OT ni de las empresas que los gestionan. Su principal queja es contra TVE, 'una televisión pública que ha eclipsado a los demás artistas'.

Su idea es que los chicos de OT llevan tantas horas de televisión que es imposible competir. 'Primero fue el concurso en la Academia, luego Triunfomanía, después Eurovisión y más tarde la resaca del festival. En TVE sólo sale OT y eso es competencia desleal. El problema no son los artistas. A ellos y a las empresas que los gestionan les ha tocado la lotería, pero la televisión pública la pagamos todos'.

La música en directo ha aumentado notablemente en los últimos años. Según datos de la SGAE, en 2000 se celebraron 71.045 conciertos, con más de 22 millones de espectadores, y se recaudaron más de 22.400 millones de pesetas. (unos 135 millones de euros). Los datos de la Sociedad de Autores ponen de manifiesto que el 59% de los conciertos de música popular celebrados en ese año fueron organizados por promotores privados, seguidos de un 30,5% promovidos por los ayuntamientos. Las cifras de contratación en lo que se refiere a las galas veraniegas de los ayuntamientos son más altas: 'Entre el 70% y el 90%', según datos de los promotores.

Quique González, madrileño de 28 años, un músico con dos discos en el mercado y excelentes críticas, pasará el verano en su estudio de las afueras de Madrid grabando un nuevo álbum. 'Han convertido un concurso televisivo en un negocio escandaloso. No siento envidia del éxito de los artistas, pero me parece que TVE se está comportando como si fuera una empresa privada. Se está justificando el pelotazo musical'.

Tampoco Álvaro Urquijo, cantante de Los Secretos, quieren hacer sangre con los nuevos artistas. El grupo madrileño en el que toca desde hace 23 años ha pasado por momentos muy duros y éste, en su opinión, no es peor. 'Me reservo mi opinión sobre lo que está pasando porque quien tiene la voz es el público; la música es pura democracia, aunque en este caso la democracia tenga mucho que ver con un fenómeno mediático'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de junio de 2002