_
_
_
_
Inversión | CONSULTORIO
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Peaje fiscal en fondos

La industria de fondos está inmersa en una fuerte controversia por una medida fiscal que, de aprobarse, tendrá un significativo impacto sobre la competencia entre gestoras. Elimina el llamado 'peaje fiscal', la obligación de tributar en la que se incurría al desinvertir con plusvalías de un fondo para invertir en otro, limitando la movilidad del inversor.

En su formulación actual, la exención sólo se aplicaría a reembolsos de 'fondos de inversión' destinados a 'la suscripción de otros fondos', quedando fuera, por tanto, las instituciones de inversión colectiva que tienen forma jurídica de sociedad de inversión. Simplificando: no se beneficiarían las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV) luxemburguesas, forma jurídica elegida mayoritariamente (cerca del 90%) por las gestoras internacionales para vender sus productos en España. Ejemplo práctico: si usted invirtió en un fondo extranjero que es una SICAV no se podrá beneficiar de la movilidad aludida, suponiendo que tenga plusvalías; pero tampoco podrá beneficiarse si desinvierte en un fondo español para comprar uno extranjero que sea SICAV.

Las gestoras de fondos tendrán que justificar con la calidad de su gestión las comisiones que cobran a los inversores

Por supuesto, a las gestoras extranjeras no les gusta la medida, mientras que las españolas la ven razonable. No es esto lo que nos interesa analizar: la inversión captada por las extranjeras no llega al 5% del total gestionado por las españolas y, además, siempre podrán 'clonar' sus SICAV y registrarlas como fondos.

Más relevante es anticipar el impacto de la medida en términos de competencia y su efecto benéfico para el inversor. Destacamos:

· Los fondos de gestión pasiva (FIAMM, indiciados, etcétera) sufrirán una fuerte competencia a la baja en comisiones. Si no hay 'peaje' fiscal, ¿por qué seguir en un fondo pagando una comisión alta cuando otro similar cobra menos?

· Las gestoras tendrán que justificar, con la calidad de su gestión, las comisiones. Un análisis independiente de la calidad de los fondos será una guía indispensable para el inversor.

Amadeo Reynés y Mónica Guardado son, respectivamente, consejero delegado de AFInet y consultora en Tecnología, Información y Finanzas (Grupo Analistas).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_