Modrego asegura que sólo el 30% de las basuras se vierten sin tratar

RWCF critica la 'débil' aplicación de la política europea de residuos

El consejero de Medio Ambiente, Fernando Modrego, afirmó ayer que ahora sólo se envía a vertedero el 30% de las basuras y que el 70% restante va a plantas de tratamiento de residuos. Datos que contrastan con los de 1997, cuando el 45% iba a plantas y sólo el 11% recibía un tratamiento adecuado. El consejero, que inauguró el VI Forum Europeo de los Residuos, anunció una planta de tratamiento de envases ligeros para Valencia.

Modrego explicó que al principio de esta legislatura el PP se planteó poner una solución al enorme problema de los residuos (no explicó por qué el Consell no lo hizo en los cuatro años anteriores, cuando también gobernaba el presidente Eduardo Zaplana). Y aseguró que desde entonces las cosas han mejorado mucho. Así, ya están en marcha tres instalaciones (Benidorm, Onda y Elche) y otras tres están en construcción: la planta y vertedero de rechazos de Xixona, la de Villena y la planta de transferencia de residuos de Alcoy.

Para los próximos años anunció nueve instalaciones de tratamiento y dos de transferencia. En cuanto a la recogida de envases hizo un anuncio: además de la planta de clasificación de Alzira, las líneas específicas de Benidorm y Elche, y la que se va a construir en Castellón, se ha proyectado otra para el área metropolitana de Valencia. Con estas actuaciones, explicó, se logrará tratar el 90% de las basuras valencianas y recuperar entre un 40% y un 50% de los materiales.

Modrego inauguró el VI Forum Europeo sobre Gestión de Recursos y Residuos, con 400 expertos de todo el continente y en el que se constituyó la plataforma Resource and Waste Chain Forum (RWCF), que aglutina a las organizaciones internacionales más importantes en el tema de los residuos.

Política 'poco transparente'

El congreso sirvió para centrar el espíritu que enmarca las próximas directivas europeas, en las que el concepto residuo pasa a considerarse un recurso desde el principio de la cadena de producción, lo que obligará a los fabricantes a tener en cuenta todo el ciclo de vida útil de sus productos. En el Forum, varios miembros de la plataforma criticaron que la aplicación de la política ambiental europea es 'muy débil', 'poco transparente' y 'poco participativa', ya que cada país la aplica de forma distinta y apenas se da voz a los agentes (regiones y entes locales) que gestionan los residuos. Carlos Martínez, director del Instituto para la Sostenibilidad de los Recursos, organismo español integrado en el RWCF, lo resumió en tres tipos de países: los que cumplen la normativa, los que lo intentan y los que ni siquiera se saben la letra.

Desde la Comisión Europea, David G. Lawrence, segundo de la comisaria Margot Wallstrom, rechazó que el concepto de residuos que maneja la UE fuera subjetivo y culpó a los estados miembros, que a veces van más allá en sus definiciones causando la confusión entre los agentes implicados en su gestión.

Una de las manifestaciones contra el vertedero de Dos Aguas, con camiones de basura al fondo.
Una de las manifestaciones contra el vertedero de Dos Aguas, con camiones de basura al fondo.MÒNICA TORRES

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS