Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CATALUÑA

El Institut Ramon Llull de promoción del catalán en el mundo arranca con 5,2 millones para este año

El Institut Ramon Llull de promoción de la lengua y la cultura catalana en el mundo dio ayer el último paso hacia su plenitud orgánica y funcional. La constitución de sus órganos de dirección, especialmente de su patronato -con personalidades tan destacadas como el humanista Miquel Batllori, el pintor Antoni Tàpies y el historiador Martí de Riquer-, marcó el inicio formal de una actividad para cuya financiación se contará, para lo que queda de año, con 5,23 millones de euros.

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol -que junto al presidente balear, Francesc Antich, y el ministro Josep Piqué presidió el acto de constitución del patronato, celebrado en el Palau de la Generalitat-, subrayó que la creación del instituto 'no es un lujo, es una necesidad'; la necesidad, precisó, de 'realizar un sobreesfuerzo' a favor de una lengua y una cultura que carecen de un Estado independiente que las proteja como ocurre en Dinamarca, Estonia y Letonia. Esa defensa y promoción de la lengua y la cultura también debe realizarse en el exterior: 'Encerrarnos nos ahogaría, nos condenaría a la mediocridad'. 'La cultura catalana', concluyó el presidente, 'debe mantener la identidad, pero ha de tener un valor universal y debe confrontarse con las demás'. El presidente Antich, por su parte, afirmó que la creación del Institut Ramon Llull es el fruto de 'un acuerdo histórico', ya que en él están comprometidos la Generalitat, el Gobierno balear y la Administración central a través del Instituto Cervantes, organismo este último que aún no ha nombrado a sus representantes en el patronato constituido ayer.

Joan Maria Pujals, director del instituto, explicó que éste se organizará en tres grandes áreas -promoción cultural, lectorados y producción- y que prepara la apertura a medio plazo, en París, Londres, Berlín y Nueva York, de centros Blanquerna de características similares a las del que ya existe en Madrid -con librería, sala de actos y exposiciones, y aulas-. El Institut Ramon Llull contará, además, con 'un espacio virtual de máxima envergadura y sofisticación'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de junio de 2002