El PSPV estima que 75.000 valencianos sufren acoso moral en el trabajo

Mendoza pide una vigilancia especial

Más de 75.000 valencianos sufren acoso moral en el trabajo, según estimaciones presentadas ayer en las Cortes Valencianas por dos expertas en la materia acompañadas de la diputada autonómica María José Mendoza. El Grupo Socialista solicitó al Consell la institución de un grupo de trabajo para 'estudiar la incidencia del acoso moral', informar a los empresarios y formar a inspectores de Trabajo y técnicos sanitarios.

La vicepresidenta de la Asociación Española contra el Acoso Psicológico en el Trabajo, Carmen Sánchez Carazo, arropada por Mendoza y la por la responsable de salud laboral de la Federación de Servicios Públicos de UGT, María Luisa Baena, definió el acoso moral o mobbing, como una forma de maltrato derivada del menosprecio y la humillación en el lugar de trabajo que genera en el afectado 'estrés psicológico' y puede provocar incluso 'enfermedades mentales traumáticas'.

Sánchez Carazo comentó que el mobbing ' se practica a través de conductas en las que el entorno laboral menosprecia la labor de un compañero, le asigna tareas inferiores o realiza críticas hacia su persona'.

Según Sánchez Carazo, el acoso psicológico en el trabajo afecta a un mínimo del 10% de la población activa en España. 'A lo largo de los primeros cinco meses de este año, aseguró, 'se han producido en España tres suicidios relacionados con personas que estaban afectadas por esta enfermedad laboral'.

El problema reside en que el acoso psicológico no está tipificado como enfermedad laboral y esa es precisamente la base de la iniciativa formulada por el PSPV, que apuesta por un cambio legislativo que permita incluir el mobbing entre 'el cuadro de enfermedades profesionales'. Mendoza instó la creación de una comisión de trabajo 'para estudiar la incidencia del acoso moral en la Comunidad Valenciana, que informe a los trabajadores y empresarios sobre los riesgos y consecuencias de esta práctica, y que forme al personal sanitario y a los inspectores de Trabajo en la prevención y tratamiento de este tipo de acoso'.

Mendoza, portavoz socialista de Sanidad, aprovechó la ocasión para denunciar como una 'contrarreforma' el proyecto de Ley de Ordenación Sanitaria aprobado el jueves por el Consell que, dijo, 'pretende introducir de manera definitiva la iniciativa privada en el sistema sanitario'.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Antonio Clemente, portavoz del PP, replicó que la nueva norma 'ha sido copiada por los gobiernos socialistas de José Bono y Manuel Chaves', en Castilla-La Mancha y Andalucía, y calca una iniciativa socialista presentada ante el Congreso.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS