Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro jóvenes por profanar una tumba

Cuatro jóvenes, entre ellos dos menores, han sido detenidos por su implicación en un macabro delito: la profanación de una tumba en el cementerio municipal de Orihuela. Tres de los arrestados son reincidentes. En ambas ocasiones el cadáver profanado ha sido el de una mujer y el móvil el mismo: violar el cádaver.

Los dos jóvenes mayores de edad pasaron a disposición del Juzgado número 4 de Orihuela. Uno de los menores fue puesto bajo custodia familiar y el otro devuelto a un centro de donde había salido el viernes con un permiso de fin de semana.

Las primeras indagaciones realizadas por la policía demuestran que los detenidos se adentraron el pasado sábado por la noche en el cementerio municipal de Orihuela con la determinación de abrir una tumba y violar un cadáver. Sin embargo, el propósito se vio frustrado porque el ataúd estaba precintado y, a pesar de sus reiterados intentos, no lograron abrir la tumba que agredieron. Las mismas fuentes explicaron que el cadáver que trataron de violar pertenecía a una ciudadana británica. El sacrilegio fue descubierto por el conserje del camposanto y por algunos visitantes que desde primera hora de la mañana aguardaban que el camposanto abriera sus puertas.

Tres de los autores de esta última profanación fueron arrestados en mayo de 2000 por el mismo delito. También entonces el móvil de la profanación fue violar un cadáver. Según la investigación, los chavales actuaron movidos por una apuesta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de mayo de 2002