Entrevista:JOHN ENTELIS | Profesor de la Universidad Fordham de Nueva York

'Los islamistas son la única alternativa de poder en el Magreb'

'La causa de la radicalización de los islamistas son los militares o los servicios secretos que, en el norte de África, ocupan el poder sea el país una república o una monarquía'. John Entelis, profesor de la Universidad Fordham de Nueva York, uno de los más conocidos expertos estadounidenses en el Magreb, esbozó un futuro sombrío para esa región.

Entelis, director del North African Journal, ha dado a su paso por Madrid una charla ante un reducido grupo de personas en la Embajada de EE UU en España. 'Soy', dijo, 'muy pesimista a propósito de los avances democráticos, de la estabilidad y, por supuesto, del desarrollo económico del Magreb', afirmó.

'El colapso de la actuación del Estado ha suscitado la emergencia de un islam de oposición al que el poder ha respondido con la represión lo que ha provocado, a su vez, la radicalización de todas las fuerzas de oposición y, en última instancia, el terrorismo', aseguró el profesor.

Entelis insistió, sin embargo, en que 'el grueso del movimiento islámico está en manos de dirigentes moderados y modernos'. 'Rachid Gannuchi en Túnez, Abassi Madani en Argelia o Abdessalam Yassin en Marruecos, no son clérigos extremistas. Son líderes instruidos que fomentan un cambio sin violencia'.

'Hace años, cuando viajaba por esos países, la Embajada de EE UU me organizaba las citas con los islamistas', a los que recibía en la cancillería, recordó Entelis. 'Ahora ya no'. 'EE UU ha dejado de hablar con ellos', se lamentó.

'Los regímenes políticos magrebíes tienen un bajo nivel de legitimidad política', prosiguió el catedrático. Los únicos movimientos con arraigo entre las masas son los islamistas. Guste o no 'constituyen la única alternativa' de poder en el Magreb.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Es verdad, reconoció Entelis, que 'la sociedad civil está emergiendo', pero 'no tiene el peso suficiente para promover la democracia'. Tampoco tiene el profesor 'gran confianza en los que están comprometidos con los valores occidentales'. 'Son muy pocos y en su mayoría están exiliados en el extranjero'. 'Por último, no hay una alternativa marxista'.

Para Entelis convendría dejar a los islamistas ganar unas elecciones libres, como estuvo a punto de suceder en Argelia, a finales de 1991, hasta que el Ejército impidió la victoria del Frente Islámico de Salvación. 'El argumento que invoca la República de Weimar -en alusión a las elecciones que en 1932 ganó Hitler quién no volvió a permitir nuevas votaciones- es una patraña'. Entelis cree que, aunque venzan los islamistas, volverán a celebrarse y que, con el tiempo, arrojarán resultados menos favorables a los islamistas.

De regreso de una reciente estancia en Marruecos, Entelis no duda en afirmar que el rey Mohamed VI 'carece de personalidad'. 'No tiene un proyecto'. 'No suscita confianza' en su persona.

Entelis recuerda como al principio de su reinado, a partir de julio de 1999, 'gozó de gran apoyo'. 'Parecía moverse en la buena dirección'. 'Los exiliados regresaban (...) y la prensa era más libre'. 'El rey Juan Carlos parecía ser un modelo'. Marruecos podía incluso llegar a ser un ejemplo para los países de su entorno.

'Ahora el impulso hacia la democracia está parado' pese a que dentro de cuatro meses se celebrarán las primeras elecciones de su reinado. 'La gente se muestra escéptica ante esa convocatoria'. 'En la manifestación de Rabat del 7 de abril [de solidaridad con la causa palestina] se notaba mucho enojo' contra el régimen.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS