Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La legislación y los contenidos, claves de la nueva televisión

El proceso de integración de las dos televisiones de pago, Sogecable y Vía Digital, deberá limar aspectos relacionados con las participaciones accionariales de los nuevos socios y es previsible que también se limiten cuestiones relacionadas con la emisión y distribución de los contenidos audiovisuales.

En el primer caso, la ministra de Ciencia y Tecnología, Anna Birulés, ha reconocido que el Gobierno estudia la posibilidad de modificar la legislación audiovisual con el objeto de 'relajar' las restricciones acccionariales que impiden a un mismo grupo ser propietario de más de un 49% de las acciones de una televisión privada o que esté presente en más de una cadena. Este cambio legislativo se inscribe dentro de una modificación reglamentaria que afectaría a la reordenación del sistema audiovisual, orientada a convertir la televisión en el motor de la sociedad de la información. Telefónica es accionista de Antena 3, y tras culminar la fusión también lo será de Canal +.

En el terreno de los contenidos, el nuevo operador nacido de la integración de Sogecable y Vía Digital concentraría un importante paquete de derechos audiovisuales de carácter deportivo y cinematográficos. Las plataformas han desembolsado millonarios presupuestos en la adquisición de esos derechos. Pero las autoridades de la competencia podrían establecer limitaciones y obligar a los operadores a compartirlos. Así ha ocurrido ya, por ejemplo, con la Liga de Fútbol, puesta a disposición de la plataforma digital terrestre Quiero (en liquidación por problemas económicos) para su explotación en el sistema de pago por visión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de mayo de 2002