Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Un Feyenoord torpón levanta la Copa de la UEFA

El Feyenoord ganó la Copa de la UEFA después de 28 años de sequía europea. Lo consiguió con un japonés, Ono, dirigiendo las operaciones en su centro del campo. Basó su ataque en los saques de puerta y dejó que Van Hooijdonk y Tomasson definieran la jugada. El holandés, gracias a su gran técnica para los tiros libres. Tomasson (jugará la próxima temporada en el Milan), merced a su astucia y velocidad para aprovechar los despistes de la defensa del Borussia.

El Feyenoord atacó con cuatro delanteros y no se desorganizó nunca en defensa. El milagro fue posible gracias a un recurso aberrante: su portero, Zoetebier, fue el principal lanzador de los ataques. Dos de sus saques terminaron en falta de la defensa alemana. El primero, un penalti de Kohler a Tomasson que provocó la expulsión del capitán del Borussia y el primer gol del Feyenoord. El segundo, una falta al borde del área que ejecutó Van Hooijdonk con maestría. Cuando el Borussia quiso reaccionar, alrededor del talento de Koller, fue demasiado tarde.

FEYENOORD 3| BORUSSIA 2

Feyenoord: Zoetebier; Gyan, Paauwe, Van Wonderen, Rzasa; Kalou, Bosvelt, Ono, Van Persie; (Leonardo, m.64); Tomasson; y Van Hooijdonk. Borussia Dortmund: Lehmann; Reuter, Woerns, Kohler, Dede; Ricken (Heinrich, m.72), Evanilson, Rosicky; Koller; Ewerthon (Addo, m.63) y Amoroso. Goles: 1-0, M. 33, Van Hooijdonk, de penalti. 2-0, M. 40, Van Hooijdonk, de libre directo. 2-1, m.47, Amoroso, de penalti. 3-1, M.50, Tomasson penetra solo en el área y dispara a media altura tras un fuera de juego mal tirado por los alemanes. 3-2, M.58, Koller clava un zurdazo desde fuera del área en la escuadra. Árbitro: Vitor Pereira (Portugal). Amonestó a Rzasa y Rosicky. Mostró roja directa a Kohler. 61.400 espectadores en el estadio De Kuip. Se guardó un minuto de silencio por la muerte del líder derechista holandés Pim Fortuym, asesinado el lunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de mayo de 2002