Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES PRESIDENCIALES EN FRANCIA

Alivio de los líderes europeos por la victoria de Chirac

Satisfacción, pero sobre todo alivio, en la Unión Europea tras conocerse los resultados de la segunda vuelta en las elecciones presidenciales francesas celebradas el domingo. Las felicitaciones a Jacques Chirac por su reelección no se hicieron esperar. Y también celebración por la derrota en las urnas de la 'política extremista y aislacionista' del líder de la extrema derecha francesa, Jean-Marie Le Pen. Las vistas están puestas ahora en los comicios legislativos de los próximos 9 y 16 de junio.

El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, declaró que 'el pueblo francés ha demostrado una vez más que su nación está en el corazón de Europa y que desea seguir estando'. 'Europa es una unión de pueblos y de naciones', añadió Prodi, a la vez que afirmaba que la política de Jean-Marie Le Pen 'ha sido rechazada en bloque'.

El Ejecutivo comunitario confía en seguir manteniendo en el futuro 'la excelente relación' de trabajo que hoy unen a París y Bruselas. Romano Prodi también destacó que la autoridad moral y el peso político de Francia en la Unión Europea no se han visto dañadas por las elecciones.

El presidente del Parlamento Europeo, Pat Cox, calificó de 'clamorosa' la victoria y afirmó que se trata de un triunfo no sólo del electorado francés, sino también de los valores y principios europeos. 'Una victoria de la razón y del sentido común frente a la intolerancia y el extremismo', añadió Cox, quien consideró que 'el precio de la libertad es el de una vigilancia permanente'. 'Los políticos franceses y europeos deben redoblar los esfuerzos para comprender mejor las preocupaciones cotidianas y legítimas de los ciudadanos', concluyó.

Difícil cohabitación

Desde las filas del Partido Popular Europeo (PPE), su presidente, Hans-Gert Poettering, también destacó el pilar 'indispensable' que representa Francia en el proceso de construcción europea y espera que en las elecciones legislativas de junio ganen los 'aliados' de Chirac para poder poner fin 'a una difícil cohabitación' que permita de nuevo al Estado francés tomar iniciativas 'fuertes' a favor de Europa, especialmente en el ámbito de la política exterior.

El Gobierno español y la oposición coincidieron ayer en celebrar la victoria de Chirac y en subrayar la necesidad de 'reflexionar' y potenciar políticas de integración que impidan la implantación de la xenofobia y el racismo en Europa, informa Efe. El presidente del Gobierno, José María Aznar, conversó telefónicamente con Chirac, a quien felicitó por su éxito y a quien manifestó su disposición a proseguir la 'excelente' relación que ya mantiene con él. El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su satisfacción por el resultado ya que, a su juicio, 'gana la democracia europea y ganan las libertades' y la extrema derecha y las tendencias xenófobas y racistas sufren 'una derrota importante'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de mayo de 2002