Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vinicius Cantuária asegura que aporta 'una nueva energía a la 'bossa nova'

El músico brasileño presenta su último trabajo discográfico en cinco ciudades españolas

Vive en Nueva York y trabaja con músicos como Ryuichi Sakamoto y Arto Lindsay. En su disco Vinicius tocan Bill Frisell, Marc Ribot o Brad Mehldau, y cantan Caetano Veloso y David Byrne. Vinicius Cantuária, que ha elegido los caminos de la bossa nova contemporánea, defiende la idea de 'música local'. Actuó con su grupo anoche en Sevilla y hoy, sábado, lo hará en Barcelona (La Paloma); el día 6, en A Coruña (teatro Rosalía de Castro); el 7, en Huesca (El Matadero), y el 8, en Madrid (Sala Arena).

'Me preguntan si hago world music y les digo que no, que mi música es local. World music son los grandes artistas, como Madonna o Céline Dion. Ésa es la música del mundo. Vas a Tokio y suena lo mismo que en São Paulo o en Madrid', afirma. Vinicius Cantuária se sitúa en la tradición posbossa. 'La bossa nova estaba muy dormida hasta que los DJ de Inglaterra la redescubrieron y volvió a ganar una dimensión muy grande', cuenta. 'Le pasa como al jazz, que está siempre subiéndose a algún carro para renovarse. Mi parte de guitarra y el ritmo están centrados en la bossa, pero yo traigo a un Brian Eno, a un Arto Lindsay, a un Sakamoto, y consigo aportar nueva energía. Y eso cuenta para la gente joven. Yo creo que los movimientos musicales siempre tienen que ver con los jóvenes'.

Considera que Vinicius es su disco más personal. 'Sol na cara fue un disco que hice prácticamente yo sólo, y Tucumã, uno muy experimental, en el que pude llamar a diferentes personas y colocar diferentes colores. Vinicius sería un puente entre ambos, una cosa muy artesanal, cerrada dentro de mí mismo'. En el disco está Ela é carioca, de Jobim, pero sin piano. 'Recurrí a Bill Frisell para ver cómo sería la visión de un guitarrista de jazz de vanguardia. Sugirió otros caminos armónicos, porque un piano iba a ser algo redundante. En mi trabajo siempre está la expectativa del riesgo. No siempre vas a acertar, pero hay que correr riesgos'.

Aunque participen músicos importantes, no obedece a la moda de reunir grandes nombres: 'Son personas cercanas. Yo tengo con Frisell un dúo de guitarras e incluso estamos grabando. También tengo uno con Marc Ribot y tocamos en los clubes de Nueva York. Y con Brad Mehldau estamos pensando salir de gira con piano y guitarra. David Byrne y yo componemos juntos. No hay nada forzado'. Cantuária tocó la batería casi diez años con Caetano Veloso. 'Al estar detrás conseguía ver el espectáculo con cierta distancia. Y a la vez estaba muy cerca de Caetano porque siempre trabajé con él en los arreglos y la producción. Guardo recuerdos maravillosos de lo que aquello representó para la música en Brasil. Ahora vivo en Nueva York para ser más brasileño. Aquí me siento libre para crear, y si te sientes libre siempre trabajas al límite de tus posibilidades'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de mayo de 2002