Sharon acepta el plan de Bush para liberar a Arafat

Israel bloquea de nuevo la investigación de la ONU sobre la tragedia de Yenín

La solución auspiciada por Estados Unidos tras la reciente gira por la zona del secretario de Estado, Colin Powell, fue aceptada a primera hora de la noche de ayer por Arafat. Previamente, el Gobierno israelí había discutido la propuesta norteamericana en una reunión que concluyó con la luz verde para levantar el cerco al presidente palestino.

Las concesiones de Israel se harán a costa de bloquear la comisión de la ONU que debía investigar los presuntos crímenes de guerra en el campo de refugiados de Yenín. El Gobierno de Ariel Sharon ha torpedeado en varias ocasiones la llegada de la comisión tras cuestionar su composición y sus objetivos. Ayer fue la última. El Gabinete de Sharon acordó en su reunión no cooperar con los enviados de la ONU, que se encuentran en Ginebra (Suiza) a la espera de volar hacia Oriente Próximo, y anunció que impedirá su acceso a Yenín si, pese a todo, deciden viajar a los territorios palestinos.

Mientras, representantes palestinos y militares israelíes trataban de resolver anoche el conflicto de la basílica de la Natividad de Belén, que se ha convertido en el último gran escollo para lograr un alto el fuego. El jefe de los negociadores palestinos, el diputado Salah Tamari, manifestó ayer que 'el asedio no se puede sostener ni un minuto más'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de abril de 2002.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50