Crónica:ATLETISMO | Primer español plusmarquista mundialCrónica
i

Récord mundial a ritmo de marcha

Paquillo Fernández cubre en Finlandia los 20 kilómetros en 1h 17m 20s

Robert Korzeniowski, quizás el más prodigioso marchador de la historia, fue ayer, en la fría Finlandia (10 grados hacía en Turku), testigo privilegiado de una de las más grandes hazañas de la historia del atletismo español. Korzeniowski, un polaco enamorado de la marcha, campeón olímpico en Sydney de 20 y 50 kilómetros, fue sólo testigo porque no pudo más, porque sólo aguantó ocho kilómetros el ritmo desenfrenado de Francisco Javier Paquillo Fernández, el chaval de Guadix (Granada), que marchó como nunca, muy deprisa (a 15,5 kilómetros por hora, a casi 260 metros por minuto, cada kilómetro en 3m 52s), al chico que maduró y se hizo hombre en el camino, y que acabó, con 1h 17m 20s, batiendo el récord del mundo de los 20 kilómetros marcha (la anterior marca era de 1h 17m 46s, por el guatemalteco Julio Martínez). Ahí es nada. Por fin un atleta español es plusmarquista mundial al aire libre, quizás la guinda que le faltaba a un deporte que vive un momento dulce en España.

Más información

La gesta de Paquillo, el andaluz que reniega del calor, fue totalmente sorprendente. Fue también un premio a la reconstrucción moral de un atleta de 25 años que deslumbró en sus inicios (fue campeón mundial juvenil), pero que terminó desolado las grandes citas a las que acudió cargado de posibilidades (los Mundiales de Sevilla y Edmonton, los Juegos de Sydney). Y justo después de su momento más bajo, el abandono en Edmonton, sólo unos meses después, ha llegado el más feliz.

'Después de lo que me pasó en Edmonton perdí la confianza, pero hemos cambiado una serie de cosas que antes no teníamos y cuando salen las cosas...', declaró Fernández a la agencia Efe; 'ahora tengo la sensación de más madurez, de más confianza y, sobre todo, de competir disfrutando. Lo que no es lógico es que llegue a los Mundiales y en el kilómetro 14 vea que no llego'.

Los cambios han sido interiores y técnicos. Los interiores, la tranquilidad de espíritu que le permitió competir sin agobios, le llegaron por su trabajo en Guadix con una psicóloga. Los técnicos, propuestos por su entrenador, el ex marchador Manuel Alcalde, han llegado tras un cambio de entrenamientos, con más calidad, y otros detalles.

'Sus tiempos en los entrenamientos eran muy buenos', dijo Alcalde, que llevaba más de un año sin viajar con su pupilo por problemas de salud. 'En México hizo 1h 21m 1s en marzo, a 1.500 metros de altitud, pero no era una gran referencia. Vino aquí, a Turku, porque buscábamos un sitio fresquito, se entrenó mejor todavía y salió. La verdad es que no nos lo esperábamos, pero salió como una locomotora con Korzeniowski y en el kilómetro 8 se quedó solo. Iba para récord del mundo aún más claro, pero pinchó un poco al final. No quise decirle nada porque iba muy bien y, pese a su pinchazo, supo aguantar'.

Así lo contó Paquillo: 'Robert me confesó luego que no podía seguir así, porque iba muy rápido, y yo, cuando quedaban unos 300 metros y vi que llevaba 1h 16m no me lo podía creer. He llegado destrozado, pero estoy muy feliz'. 'Pero', precisó, 'espero que mi día grande llegue con una medalla olímpica o mundialista. Quiero que me salga con una medalla, porque los récords pasan, te los pueden quitar, y las medallas las cuelgas en la habitación y la ves brillar en la pared siempre'.

En agosto está Múnich, los Campeonatos de Europa, la gran cita del año, el gran objetivo del marchador granadino. Una competición para la que, por fin, estará preparado. 'A Paquillo hasta ahora le faltaba un poco de madurez, pero ha llegado su momento. Si no tiene ningún problema físico como hasta ahora, tiene que estar mandando, junto a los chavales de su edad', promete Alcalde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 28 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50