Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de los niños arrollados por un tren denunciará a Renfe

El abuelo de los dos niños fallecidos el viernes al ser arrollados por un tren en el distrito de Villaverde cuando cruzaban las vías expresó ayer su voluntad de denunciar a Renfe o al servicio de vigilancia de la compañía por falta de seguridad en el lugar donde ocurrió el siniestro.

Antonio Fernández, que hizo estas declaraciones a las puertas del Instituto Anatómico Forense, donde ayer fueron trasladados los cuerpos sin vida de los dos niños, mostró su indignación tanto por la falta de vigilancia en el lugar, situado entre el poblado de El Salobral y el barrio de San Cristóbal, como por la ausencia de pasos para peatones sobre las vías. 'Si hay veinte guardias jurados vigilando los coches puede haber cinco vigilando las vías. La única alternativa para cruzar es el puente de la avenida de Andalucía, que también tiene peligro', explicó.

El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Pedro Núñez Morgades, insistió ayer en la necesidad de profundizar en medidas que permitan la escolarización de los niños cuyos padres sean inmigrantes. Núnez Morgades se entrevistó ayer con el padre del menor de los dos fallecidos, Luis Miguel Fernández Márquez, que viajó a Madrid desde Portugal tras conocer la muerte de su hijo; y con el abuelo y un tío de los dos pequeños a quienes ofreció su apoyo, incluso económico, para el entierro de los niños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de abril de 2002