La internacional europea de militares pide el derecho de asociación para los españoles

26 organizaciones de 19 países reivindican en Sevilla al 'ciudadano de uniforme'

El Presidium de Euromil, federación que agrupa a 26 asociaciones pertenecientes a 19 países europeos que agrupan a casi medio millón de militares. celebrará a partir de hoy en Sevilla su primera reunión en España. El encuentro concluirá con una Declaración de Sevilla, en la que la federación 'dirige un llamamiento a las autoridades políticas y militares y demás fuerzas sociales de España para que reconozcan los derechos fundamentales de los hombres y mujeres que integran sus Fuerzas Armadas. Ellos deben tener la posibilidad', agrega, 'de poder crear asociaciones profesionales para representar sus derechos sociales, económicos y profesionales en una sociedad abierta y democrática'.

'Euromil lamenta que la legislación militar española siga limitando seriamente los derehos democráticos fundamentales de los miembros de las Fuerzas Armadas, en particular el derecho de asociación, derechos que la Constitución española garantiza a todos los ciudadanos', señala la declaración, que alude expresamente al artículo 181 de las Reales Ordenanzas. Dicho artículo prohíbe a los militares asociarse con carácter reivindicativo y ha sido interpretado hasta ahora como un veto a las asociaciones profesionales. Una reciente sentencia del Constitucional admitió, sin embargo, las asociaciones profesionales de militares, siempre que no recurran a medidas sindicales de presión. La sentencia aún no ha sentado jurisprudencia ni tiene aplicación general.

Dos organizaciones españolas, AMARTE (Asociación de Militares Acogidos a la Reserva de los Tres Ejércitos) y Ciofas (Círculo de Oficiales de las Fuerzas Armadas), esta última integrada mayoritariamente por militares en activo, forman parte de Euromil y son las anfitrionas del encuentro de Sevilla. Está previsto que un alto cargo de Defensa, Jorge Hevia, director general de Relaciones Institucionales, acuda a la reunión; lo que debería ser, según Euromil, 'el principio de un diálogo constructivo entre el Ministerio de Defensa y las asociaciones españolas'.

También han sido invitados diputados del PP y del PSOE, un magistrado del Constitucional español y otro de la Corte Suprema de Portugal, último país europeo que ha reconocido el derecho de asociación a sus militares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de abril de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50