La patronal considera que la economía es la 'asignatura pendiente' de la comunidad tras 20 años de autonomía

La economía andaluza sigue renqueante. Ése fue el diagnóstico que realizó ayer el presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Santiago Herrero, en el informe anual que presentó a la asamblea general de la organización. Herrero relacionó la incapacidad de la patronal para multiplicar la creación de empresas y de empleos con la ausencia de una política económica adecuada. 'Lo más grave es que esta situación se produce después de 20 años de autonomía, la economía es la gran asignatura pendiente' añadió.

En su informe de diez páginas, Herrero insistió en argumentos ya esgrimidos por su antecesor, Rafael Álvarez Colunga, al asegurar que la economía andaluza 'suspende en los dos indicadores más representativos de la prosperidad', el nivel de empleo y la renta per cápita media, en los que ocupa una de las últimas posiciones en la lista europea del PIB por habitante.

Según el presidente de la patronal andaluza, la región adolece de un tejido productivo fuerte, contando 'sólo' con 150.000 empresas que dan empleo a una población activa de 2.9858.000 personas. Un número insignificantes en comparación con otras comunidades como Cataluña, que aglutina 300.000 empresas para una población activa menor que la andaluza: 2.693.000 personas.

Herrero admitió que las tasas de crecimiento económico han sido superiores a las medias nacionales, pero insistió en que no han sido suficientes para alcanzar una convergencia real con otras comunidades o regiones europeas, análisis opuesto al que realiza la Junta de Andalucía. 'No va a ser posible ofrecer un trabajo a las nuevas generaciones', subrayó el presidente de la patronal en su exposición. Por ello defendió la necesidad de 'duplicar' el nivel de creación de empresas.

El máximo responsable de la patronal denunció el parón sufrido en las inversiones en infraestructuras desde 1992, advirtiendo que de no producirse un cambio radical el desarrollo andaluz 'sufrirá gravemente sus consecuencias'.

Los secretarios regionales de UGT y CCOO, Manuel Pastrana y Julio Ruiz, rechazaron el análisis de la patronal y recordaron que los resultados empresariales han sido 'los mejores' en los últimos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de abril de 2002.