Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS

El Godó cumple 50 años

En sus Bodas de Oro, el Trofeo Godó volverá a contar con la participación del número uno mundial, en este caso el autraliano Lleyton Hewitt. Fue un regalo que se encontraron los organizadores cuando prácticamente tenían ya cerrado el torneo.

Sin embargo, a partir de hoy en la tierra batida del Real Club Tenis Barcelona, sede del torneo, llamarse Hewitt no garantiza nada. Los reyes de la tierra siguen siendo los españoles. Y dos de ellos, Juan Carlos Ferrero y Carlos Moyà, acaban de demostrarlo ya en el Masters Series de Montecarlo.

Ellos dos protagonizaron la final del Godó el año pasado -se impuso el valenciano- y esta vez formarán parte de los 17 españoles que entrarán en el cuadro principal. Entre ellos están Àlex Corretja, Albet Costa, Albert Portas, Beto Martín, Félix Mantilla, Sergi Bruguera y Tommy Robredo, que puede encontrarse con Hewitt en segunda ronda.

Con el paso de los años el Godó ha perdido el glamour que le otorgaban las cenas ofrecidas por el conde de Godó. 'Antes éramos más amigos. Ahora el tenis ya no es romántico, porque los jugadores viven aislados', comenta el campeón de 1960, Andrés Gimeno.

En 50 años el dinero lo ha inundado todo. El tenis es más profesional. Pero el Godó ha mantenido un alto nivel de calidad y se ha convertido en un acontecimiento incluso más social que deportivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 2002