El sindicato alemán IG Metall se encamina hacia la huelga

Tras el fracaso de las negociaciones con la patronal Gesamtmetall sobre un nuevo convenio, el poderoso sindicato metalúrgico e industrial alemán IG Metall inició ayer el procedimiento para convocar una huelga, que podría comenzar el 6 de mayo. Ambas partes habían dado por rotas las conversaciones en la noche del jueves al viernes, y durante la jornada de ayer ni siquiera un encuentro de emergencia entre sus respectivos líderes arrojó una solución intermedia entre el 3,3% de aumento salarial que ofrece Gesamtmetall y el mínimo del 4% que exige el sindicato.

Patronal y sindicato ya han acercado considerablemente sus posiciones, como demuestran las ofertas y exigencias iniciales del 2% de aumento salarial (Gesamtmetall) y 6,5% (IG Metall).

Más información

La negociación, sin embargo, es complicada, porque en el cálculo se incluyen otras cuestiones como pagas extras y escalas salariales. En las conversaciones fracasadas en la madrugada del viernes se discutieron un total de 30 modelos, que situarían el aumento salarial entre un 3% y un 4%.

La patronal alemana sólo quiere conceder un 3,3%, más un pago extraordinario de 190 euros. De esta manera, Gesamtmetall se ha apropiado del acuerdo alcanzado la víspera en la industria química, cuyo desempeño empresarial, sin embargo, tiende a ser peor al de la metalurgia, electrónica y automovilística.

Las conversaciones fallidas tuvieron lugar en la regional de Baden-Wurtemberg, cuyos convenios suelen hacer de modelo para el resto del país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 19 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50