Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Alhambra comienza la restauración del Patio de los Leones con la retirada de uno de ellos

La escultura será sometida a un exhaustivo análisis con gammagrafías y métodos láser

El Patio de los Leones, en la Alhambra granadina, tiene desde ayer un león menos: el que ha sido retirado para que se le efectúen análisis y un proceso de restauración. Es el primer paso para un proceso de restauración total de la fuente del patio, según explicó ayer el director del recinto monumental, Mateo Revilla. Tras el estudio y análisis de la figura, el resto de los leones irán siendo retirados de dos en dos para que su restauración no afecte por completo a las visitas al monumento. Por el momento, no existen cálculos sobre el tiempo que durará todo el proceso.

Los doce leones del patio, seis hembras y seis machos que se distinguen por el pelaje de sus cabezas, además de la taza de la fuente, van a ser sometidos a un cuidadoso proceso de rehabilitación que incluirá medición por ultrasonidos, estudios petrográficos y gammagrafías que determinarán cuál es su estado tanto exterior como interiormente. También se les aplicará una limpieza con método láser.

Todo el proceso, que será realizado por el taller de restauración y conservación de la Alhambra y el Generalife, llevará probablemente 'bastante tiempo', según señaló ayer Mateo Revilla. 'La idea es que sea un proceso lento, pero el mejor para todas las piezas. Al primer león, que es el más deteriorado, le haremos análisis para ver lo compacto de los materiales y ver cuál es su estado'.

Una de las cosas que más han afectado a los leones, esculpidos en el siglo XIV en mármol blanco de Macael, ha sido el poso de cal del agua que expulsan por la boca. Para ello, el proceso de restauración incluirá también la rehabilitación del sistema hidráulico que permitirá el paso de un agua de mucha mejor calidad.

'Ahora mismo no podemos tener una estimación de plazos sobre el tiempo que durará el proceso', señaló Revilla, 'porque queremos hacer un análisis exhaustivo de las piezas. Aunque una vez que se haya analizado el primer león, el resto será más fácil'.

En caso de que, una vez completado el estudio sobre las piezas de mármol, se compruebe que sería perjudicial para ellas no volver al Patio de los Leones, serán sustituidas por réplicas exactas. 'Pero eso será una decisión última', matizó el director, 'que se tomará con muchísima meditación'.

Los leones ya tuvieron otras intervenciones anteriormente en los siglos XVII y XX. 'Ésta es, sin embargo', dijo Revilla, 'la primera vez que son removidos de su sitio. En anteriores ocasiones, la restauración se hizo sobre el terreno, sin que llegaran a quitarlos'.

La rehabilitación de la fuente ha supuesto también la limpieza de la costra carbonatada que el agua había dejado en la taza de la fuente. Para la retirada del primer león, una pieza orientada al sureste del patio, se procedió a un cuidadoso proceso de consolidación de zonas alteradas, a la eliminación de las juntas de cemento y a la separación de las piezas de mármol de la base. El león fue empapelado y engasado antes de que los técnicos lo embalaran en una caja almohadillada para trasladarlo al taller en el que se llevará a cabo su rehabilitación completa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de abril de 2002