La nueva etapa de la serie 'Veterinaris' aborda las terapias con animales

El seguimiento de los efectos terapéuticos que la relación con animales puede tener sobre personas con discapacidades psíquicas es una de las principales novedades de la tercera entrega de Veterinaris, que TV-3 estrena mañana. El programa de no ficción que batió récords de audiencia de la cadena (con una media de 1,1 millón de telespectadores por capítulo en la pasada temporada) regresa con 15 capítulos de 30 minutos de duración, nuevos protagonistas y escenarios.

Calimero, un periquito con las dos patas rotas; el tiburón Lola, que llega al Aquàrium de Barcelona tras un ajetreado viaje en avión procedente de Estados Unidos; una serpiente con problemas respiratorios; cuatro perros que enseñarán a chicos con problemas psíquicos a mejorar su autoestima y potenciar su sentido de la responsabilidad, y los delfines del Aquapark de Tenerife, utilizados en terapias con niños autistas son sólo algunos de los protagonistas de la nueva temporada, que estrena algunos protagonistas humanos, como un nuevo veterinario rural, y conserva otros de la anterior etapa.

La tercera entrega de Veterinaris es fruto de un trabajo de siete meses que ha reportado numerosas anécdotas al equipo del programa, dirigido por Miquel García. Como cuando, tras esperar 15 días el alumbramiento de un potro, el animal nació en plena retirada del equipo que, fatigado por la espera, estaba recogiendo trípodes, cámaras y todos los bártulos de rodaje. Miquel García explica que esta entrega podría poner el punto final a la serie, 'aunque es algo que nunca puede decirse', apunta cauteloso el reportero.

Para quienes no tengan suficiente con ver el programa por televisión, se ha puesto en marcha una web con la siguiente dirección electrónica: www.veterinaris.net.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS