Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Ha sido muy difícil, Osasuna ha jugado al límite", afirma Del Bosque

Vicente Del Bosque, el entrenador madridista, estuvo sincero tras el batacazo del Madrid y reconoció que la inesperada derrota de su equipo ayer en El Sadar fue justa. Gran parte de este traspié vino motivado por la floja actuación del Real Madrid en la primera mitad, en la que encajó dos goles y recibió la expulsión de Iván Helguera justo antes del descanso. "Han sido 45 minutos muy difíciles. Osasuna nos ha presionado mucho, jugando al límite. Pero tras el descanso hemos reaccionado con agallas pero no ha sido posible".

Sin embargo, esta reacción llegó demasiado tarde, con una losa de dos goles en contra y con un jugador menos. El equipo blanco nunca dio por perdido el encuentro, pero el gol de Morientes, junto con algún tiro lejano de Zidane bien resuelto por Unzue, fueron los únicos zarpazos de la tímida embestida madridista del segundo tiempo.

Acerca del espectacular ambiente que se palpó en las gradas de El Sadar, Del Bosque no se mostró sorprendido. "Ya sabíamos dónde veníamos. El apoyo por parte de la afición de Osasuna a su equipo ha sido grandísimo". Lo cierto es que con la ayuda de la grada o sin ella, el Madrid fue minimizado por su rival. Desde el pitido inicial, Osasuna estuvo mucho más metido en el partido y dejó claro que iba a ser un choque de constante lucha.

"En Primera División las diferencias son cada vez más escasas entre unos equipos y otros. Osasuna es un equipo muy luchador. Además, ha jugado en la línea límite de la falta y con mucha frescura. Ha sido un partido muy difícil".

Viendo la clasificación, la derrota del Madrid y el empate del Valencia han añadido interés a la Liga. El Deportivo se ha metido de lleno en la lucha y de este modo ha quedado demostrado que esto no va a ser un duelo entre valencianos y madrileños. Del Bosque así lo cree: "Nunca hemos dicho que la Liga sea cosa de dos. Después de esta jornada queda claro que aún está muy abierta".

"Les hicimos correr"

Por su parte, Lotina no pudo contener su alegría. "Hoy es un día importante para Osasuna. Hemos realizado un gran partido y hemos ganado al mejor equipo de Europa". La clave del partido estuvo, según él, en la eficacia de cara a gol. "Hemos intentado que el Madrid estuviera incómodo, presionándoles muy arriba y moviendo rápido el balón para hacerles correr. Pero de nada sirve este trabajo si al final no haces goles y hoy hemos marcado tres golazos. El gol es lo más importante en el fútbol y hoy los hemos hecho en jugadas que casi no eran ni ocasiones".

Una victoria balsámica, que aleja a los navarros de los puestos de descenso y que sirve de inyección de moral. "Estamos más cerca de la salvación pero hay que ganar otros dos partidos. Lo que está claro es que este partido nos va a subir la estima".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de abril de 2002