Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LOS ÉXODOS DE LA FOTOGRAFÍA

Javier Vallhonrat

'Hay que evitar los guetos en el arte'

Javier Vallhonrat empezó estudiando artes plásticas en los años setenta para pasarse a la fotografía de moda y comercial, mientras iniciaba su carrera en la fotografía creativa. Partidario de la hibridación de los medios, ahora presenta en la Primavera Fotográfica una instalación en los 900 metros cuadrados de Tinglado, titulada Lugar.

'Se trata de tres arquitecturas y dos videoinstalaciones, en las que se mezcla el vídeo y la fotografía', explica. 'Lugar alude a la impermanencia, un lugar-no lugar, en el que te relacionas con la arquitectura a través de la imagen y también del trabajo físico. Son espacios que a veces te abruman y otras te constriñen, te llevan al vértigo o te confrontan con el fin del trayecto a través de la oscuridad y el sonido. Un recorrido que también reflexiona sobre las interioridades de proceso creativo y señala una forma de relacionarse con la arquitectura a través de la imagen'.

Para él, el debate sobre las fronteras entre los medios de expresión artística es algo que ya ha pasado. 'Defender la fotografía como un territorio cerrado está fuera de lugar. No soy pintor, ni fotógrafo, ni videoartista. He hecho hace poco un trabajo en el que me llevé mi cámara y escalé montañas haciendo imágenes como un explorador del siglo XIX, aceptando las reglas, pero lo hice como un juego', añade Vallhonrat. 'La fotografía, con su marco y su paspartú, era un gueto que por defenderse se metió en unas murallas de las que no podía escapar. Las nuevas generaciones aceptan desde el principio que se pueden utilizar y combinar todos los medios. En el arte hay que evitar los guetos'.

Este artista piensa que se trata de partir de las claves de la fotografía tradicional para salir después de ellas. 'En los años ochenta todavía se podía especular sobre esta confrontación de ideas, pero ahora es evidente que se trata de un posicionamiento, no de una identificación con el medio fotográfico. Hay un diálogo abierto de la fotografía con el arte contemporáneo. Una acción intuitiva que invoca a los diversos medios que exige un trabajo de reciclaje'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de abril de 2002