Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Segunda División

Ortuondo, 18º entrenador despedido en la temporada

Iosu Ortuondo se convirtió ayer en el 18º entrenador que cae en la categoría. La derrota, 0-2, ante el Numancia, que hunde al Extremadura en el último puesto, fue la gota que derramó el vaso. Juanito, su presidente actual y antiguo discípulo como jugador en la anterior etapa del técnico en el equipo de Almendralejo, decidió su destitución "complicada y difícil", pero con la eterna razón: "Alguien tiene que pagar los platos rotos". Gregorio García, Gori, que ya dirigió al equipo en Tercera División, es el sustituto.

Por la cabeza de la tabla, el Racing de Santander se ha olvidado en un par de jornadas del golpe que supuso el 1-5 frente al Recreativo y ha desbancado al equipo onubense del tercer puesto. Por plantilla, fortaleza mental y firmeza en El Sardinero, el Racing se presenta como el máximo candidato para acompañar a Primera División al Atlético de Madrid y al Xerez, que sigue marcando las distancias con sus perseguidores.

Al Racing le costó vencer la resistencia del Badajoz, que aguantó el primer tiempo, pero tras el gol de Mazzoni todo fue muy sencillo. Morán y Diego Mateo, dos de los puntales de Quique Setién, completaron un resultado holgado, raro en Segunda. Por algo el Oviedo siguió sin marcar ante el Albacete. Los empates del Elche y el Sporting dejan precisamente al Oviedo y al Albacete como únicas alternativas para luchar por el tercer puesto.

Por la parte baja de la tabla, a diferencia del Extremadura, dos equipos que parecían condenados, el Levante y el Nastic, ven las cosas con mayor optimismo tras sus apuradas victorias frente al Racing de Ferrol (1-2) y Córdoba (1-0), respectivamente.

Del Leganés hacia abajo, cualquiera puede condenarse a la Seguna B, ya que hay hasta siete equipos separados por sólo cuatro puntos. Uno de ellos, el Jaén, frenó ayer al Recreativo con un empate que, en principio, sirve de muy poco a ambos. Un gol de Makukula dio al Salamanca una victoria en Ipurúa que llega demasiado tarde para reforzar sus aspiraciones de ascenso.

El Burgos, que estuvo toda la primera vuelta en las primeras posiciones, sumó ayer un nuevo empate a cero en su campo, con el que Enrique Martín da por asegurada la permanencia, su objetivo a comienzos de temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de abril de 2002