IBV bucea en la Red

Iberdrola y BBVA ensanchan su corporación industrial con el traspaso de sus participaciones en negocios de Internet y nuevas tecnologías

BBVA e Iberdrola, que comparten al 50% Corporación IBV, han decidido engordar su holding industrial traspasándole sus participaciones en negocios de Internet y nuevas tecnologías. El objetivo es reforzar la posición de IBV y consolidarla como una de las mayores corporaciones industriales españolas 'mediante la aportación de una nueva línea sectorial basada en negocios con alto potencial de crecimiento', aseguran desde la corporación.

La corporación cerró 2001 con unos fondos propios de 538,9 millones de euros y unos beneficios netos de 132,61 millones

El banco y la eléctrica, las dos cabezas de IBV, han dado así el primer paso para reordenar el negocio que comparten. 'Ahora la labor de la corporación es hacer conjuntos homogéneos; hay que ver cómo integrar las nuevas empresas para crear sinergias', asegura un portavoz de la sociedad.

BBVA traspasa la sociedad de cartera en empresas de comercio electrócico o e-business Evcisa (E-Ventures Capital Internet), que cuenta con participaciones en una decena de negocios europeos y americanos, como Peoplecom, Apogee y Travelprice, y que cerró con pérdidas el último ejercicio. Por su parte, la compañía eléctrica vasca ha transferido a la corporación dos empresas de su propiedad y las participaciones que tiene en otros negocios.

Las aportaciones de Iberdrola son el 100% de Kristina IBS, consultora especializada en diseño e implantación de soluciones Internet en las empresas, y de Mattio, dedicada a la distribución multicanal de material de oficina y de software fiscal. Además, cede a IBV las participaciones que tiene en E-Informa (50%), en el portal de seguros Shopnet (16,7%) y en los fondos de capital riesgo Tech Plus III (29,9%), Talde (5%) y en el canadiense GTI V (7,5%).

La incorporación de estos negocios a IBV se enmarca dentro del plan estratégico de la segunda eléctrica española, que ha comenzado este año y que tiene horizonte final el 2006. El traspaso de sociedades es sólo el principio de la reorganización del holding, que, según anunció Iberdrola recientemente, incluirá 'la revisión de los acuerdos de accionistas, una nueva organización y el refuerzo del equipo directivo'.

Los nuevos nombres se suman a las 13 compañías que controla directamente la corporación y que pertenecen a sectores tan diversos como automoción, electrónica, servicios, tecnologías de la información, comunicaciones, energía eólica y aeronáutica.

Las joyas son Azertia, Landata Payma y Gamesa. La corporación controla el 36,78% del capital de Gamesa, una de las sociedades que cotiza en el Ibex 35. Landata Payma, con sede social en Bilbao, es la mayor empresa del sector vasco de informática y telecomunicaciones con una facturación de 673,1 millones de euros y unos beneficios de 18,03 millones de euros. En tercera posición de la clasificación sectorial vasca se sitúa Azertia, que nació de la fusión de Centrisa, Keon y Teleinformática y que Iberdrola y BBVA quieren sacar a Bolsa en el año 2004 o 2005.

La corporación que preside Alfonso Basagoiti cerró el ejercicio pasado con unos fondos propios de 538,9 millones de euros y unos beneficios netos de 132,61 millones de euros. En 2000, las plusvalías por la venta de parte de Gamesa en Bolsa dispararon los beneficios hasta los 282 millones de euros, mientras que en 1999 las ganancias netas fueron de 49,63 millones de euros.

El proyecto más inmediato en el parqué es la salida a Bolsa del gran grupo aeronáutico que acordaron crear SEPI, Corporación IBV y Sener el mes pasado y que se producirá en el plazo de un año. IBV controlará el 22% de la nueva compañía, conocida como New Co, siguiendo la costumbre internacional, hasta que los socios decidan su nombre definitivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 06 de abril de 2002.

Lo más visto en...

Top 50