Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mesa electoral de Òmnium Cultural valida votos a favor de Millàs presentados fuera de plazo

La interminable validación y recuento de los votos delegados presentados en las elecciones a la presidencia de Òmnium Cultural del pasado 7 de marzo añadió ayer un nuevo capítulo al conflictivo proceso. La mesa electoral validó, con el asentimiento de seis de sus nueve miembros, votos delegados a favor del candidato continuista Josep Millàs presentados fuera de plazo. Los seis miembros de la mesa adictos a Millàs dieron como buenos dos del total de 137 votos presentados 10 días después de la elecciones por el candidato continuista.

Los tres miembros restantes de la mesa, interventores de la candidatura renovadora de Jordi Porta, impugnaron la validación de estos dos votos, pero la mesa rechazó la impugnación por la mayoría que posee Millàs. Esta tarde se reunirá de nuevo la mesa electoral para proseguir la validación de los restantes votos delegados presentados en la noche electoral.

Este nuevo capítulo de irregularidades en el proceso electoral para la presidencia de Òmnium Cultural encrespó una vez más los ánimos de los partidarios del candidato renovador, que calificaron todo el proceso de 'pucherazo'.

Antes de la reunión de la mesa electoral, los responsables de 14 de las 19 delegaciones territoriales y locales de la entidad cívico cultural nacionalista hicieron público un manifiesto en el que se declaran a favor del cambio que propone la candidatura renovadora de Porta y piden la dimisión de Millàs.

'A partir de mañana aplicaremos en las delegaciones territoriales el programa de cambio de la candidatura renovadora al margen de quien sea el candidato que la mesa electoral designe como ganador', aseguró Josep Maria Palau, presidente de la delegación de Anoia de Òmnium Cultural. 'Tenemos una visión muy diferente de la de Millàs de lo que debe ser la entidad y llegaremos hasta los tribunales si hace falta para que las cosas cambien de una vez', añadió Lluís Casellas, de la delegación de Osona, quien aseguró que las 14 delegaciones firmantes del manifiesto representan a más de la mitad de los casi 17.000 socios de la entidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002