Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cómic en Granada

Al señor Casasola. Un año más, durante el mes de marzo, se ha celebrado el Salón Internacional del Cómic de Granada, organizado por Ediciones Veleta. A nadie se le oculta el hecho de que usted y yo somos amigos desde hace muchos años, en tiempos de ventura pero también de infortunios. Esta amistad, sin embargo, no es obstáculo para dirigirme a usted públicamente y felicitarle no sólo por la celebración del Salón sino también por el acto de entrega de los premios, del que tanto hemos leído en los últimos días.

Felicitaciones porque, una vez más, ha conseguido conmover y remover las quietas aguas de la Cultura andaluza, adormecidas por los sanedrines de nuestras élites provinciales, ayer de la derecha clerical y falangista, y hoy, en batiburrillo, de todo el arco iris de la sociedad andaluza. La intención del señor Bajo Ulloa de denunciar lo políticamente correcto ha conseguido que algunos personajes de nuestras instituciones, tanto públicas como privadas, hayan rizado el rizo, no sólo condenando lo políticamente incorrecto. Sorprendente: para los representantes de las administraciones públicas de Granada, hay también una forma correcta de ser transgresores, lo que a mi entender es el mayor de los despropósitos. Esto sólo se le podía ocurrir a gente de fina y elegante incapacidad intelectual.

Felicitaciones, además, porque no le coge de sorpresa este tipo de polémica. Cuando una mente al uso hubiera mantenido una actitud políticamente correcta propia de cualquier vientre agradecido, usted se empecina en pasear por el filo de la navaja. Habiendo subido tan alto, ¿para qué despeñarse por las procelosas aguas de las mentes estrechas de nuestros burócratas, intelectuales de chocolate y churros y curas de misa de siete? Creo conocer la respuesta: sólo tiene un compromiso, su conciencia, y no, como otros y otras, la nómina mensual, la subvención anual o las fotografías en el quién es quién de la aldea autonómica.

En fin, señor Casasola, tenga la tranquilidad de que el Salón del Cómic de Granada seguirá celebrándose dirigido por usted y por los suyos. Y como éste dijo a Sancho: '¿Ladran? Luego cabalgamos'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de marzo de 2002