Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los seguros de las motos sólo bajarán si se reduce la cifra de accidentes

'Voluntad de diálogo, sí. Pero el sector asegurador no subvencionará la industria de la motocicleta'. El presidente de la patronal catalana de aseguradoras, Josep Cercós, advirtió ayer que la solución que se explore de la mano del Gobierno catalán para evitar que el 25% de los ciclomotores circule sin seguro en Cataluña no pasa por una bajada de las pólizas. Que bajen es lo que piden los fabricantes de motos, y también uno de los objetivos del consejero de Economía, Francesc Homs, con vistas a la reunión del próximo martes entre ambos sectores. 'Si se quiere cobrar menos por las pólizas, alguien tendrá que pagar, y no tenemos por qué pagar los platos rotos de otros', dijo Cercós en declaraciones a este diario.

Al hablar de 'los platos rotos de otros', Josep Cercós se refiere a las empresas del sector de dos ruedas, que están inmersas en una profunda crisis. Los fabricantes de motos vieron caer sus ventas el 29% en 2001 y temen una reducción similar o superior en 2002. Los fabricantes culpan a las aseguradoras de este retroceso del mercado, con el argumento de que las compañías de seguros se muestran remisas a la hora de asegurar motocicletas y ciclomotores, sobre todo cuando los conductores son jóvenes menores de 25 años. Cuando lo hacen, las pólizas cuestan prácticamente igual que los mismos vehículos.

Según un estudio del Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), los precios han pasado de 90 a 900 euros, cuando es posible ofrecer pólizas por 325 euros. Las aseguradoras cuestionan este estudio porque dicen que se basa en estadísticas 'parciales' e insisten en que los precios de las pólizas son correctos.

El presidente de la patronal catalana de aseguradoras insistió en que las tarifas que se cobran en Cataluña y en toda España son inferiores a las vigentes en la Unión Europea, a pesar de que España encabeza, con Grecia y Portugal, el nivel de siniestralidad. Cercós también subrayó que la diferencia de precios con el Consorcio de Compensación de Seguros (entidad pública que asegura las motos si los conductores demuestran que ninguna compañía privada quiere hacerlo) es poco relevante. 'La patronal no puede negociar una bajada de tarifas. Tendríamos una intervención del Tribunal de la Competencia', añadió.

Reducir la siniestralidad

Cercós negó que el sector asegurador se sienta 'presionado' por el Gobierno catalán, que ha mediado para que las aseguradoras se sienten a dialogar con los fabricantes de motos en busca de un 'compromiso'. La primera reunión tripartita, en la que también estará presente el RACC, se celebrará en el Departamento de Economía la semana que viene. 'No debemos levantar falsas expectativas, pero nosotros estamos dispuestos a escuchar las razones de la industria de la motocicleta', señala Cercós.

Lo único en lo que están de acuerdo la Generalitat, el RACC, los fabricantes y las aseguradoras es el origen del problema: el elevado número de accidentes. Todas las partes consultadas saben que la manera más fácil de que se consiga arrastrar a la baja los precios de las primas es que la siniestralidad baje. Pero soluciones de largo plazo como mejorar la educación viaria no despejan la preocupación de Economía por los jóvenes que circulan sin seguro ni la de Industria por el hundimiento del sector de dos ruedas.

Hilar más fino a la hora de distinguir entre conductores de ciclomotores para que los que sufren menos accidentes paguen menos es una posible vía de actuación. 'Pero si unos pagan menos, significa que los otros tendrán que pagar más', advierte la patronal aseguradora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de marzo de 2002