OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Ladrones de guante blanco

El viernes 22 de febrero de 2002, en el descanso del programa Pasa Palabra de Antena 3, la cadena anunció un casting para artistas, cantantes y bailarines que quisieran triunfar. Acompañaba un teléfono de contacto: 906424243. Mi hija pequeña, influida por su afición al canto y por el acicate del gran éxito de Operación Triunfo, decidió llamar. Realizó una primera llamada en la que le tomaron todos los datos y después de media hora al teléfono la comunicación se cortó. Volvió a llamar porque la operadora que le había atendido no le había dado cita: objetivo por el que llamaba. A lo largo de dos horas al teléfono, espaciadas de media hora en media hora debido a los cortes de la comunicación, le preguntaron cosas tan variopintas como cuales eran sus cantantes preferidos, de que color tenía el pelo y cual era su altura (¡algo verdaderamente importante para determinar la calidad de un artista!) e, incluso, le hicieron cantar por el teléfono. Ante la desesperación de mi hija, la operadora se excusaba diciendo que control no le daba paso y que no podía registrar su nombre para el casting. Sí, ya sé, lo lógico hubiera sido que tras tanto tiempo se hubiese dado cuenta de la tomadura de pelo, pero es muy sencillo jugar con la esperanza y la ilusión de las personas. Nunca le dieron la cita para el casting. Cuando mi esposa y yo llegamos a casa y nos habló del tema, llamamos indignados a Antena 3 para pedir una explicación, la única respuesta fue que educáramos mejor a nuestros hijos, que todo el mundo sabía del elevado coste de las llamadas a los 906. Así que ahora cuando un padre prepare a sus hijos para la vida debe advertirles que las cadenas de televisión utilizan los casting, con las consabidas llamadas al 906, para llenar sus arcas a costa de los miles de jóvenes que llaman porque buscan una oportunidad. Es de echarse a reír, sino fuera porque la factura del teléfono que vendrá será de las de infarto. Lo tienen muy bien montado estos ladrones de guante blanco para los que todo vale. Y yo me pregunto si esto es lo que nos espera a los telespectadores, una continua reducción de la calidad de los programas para acomodarlos a una mayor audiencia y una continua estafa jugando con los sueños de los adolescentes. Antena 3 lo que tiene que hacer es menos series de pacotilla, plagios insulsos de programas de éxito como Operación Triunfo; y ya que se permiten el lujo de hablar de educación, que le den un cursillo avanzado a sus telefonistas (quienes cuando se quedaron sin argumentos tuvieron la poca vergüenza de colgar sin ni siquiera despedirse). Desde luego nosotros vamos a adoptar vías legales para que esto no quede así, pero lo ideal sería que todos aquellos que también han sido estafados se movieran. Y en cuanto a la táctica de Antena 3 de conseguir millones, basándose en llamadas telefónicas aprovechándose de ilusiones decirles que: a robar a Sierra Morena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 17 de marzo de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50