Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez retira al alcalde de Salteras la custodia de su hijo más pequeño

Una sentencia del Juzgado de Sanlúcar la Mayor, del pasado 27 de febrero, acerca de la separación matrimonial entre el alcalde de Salteras, Carlos González-Eiris, del PSOE, y su esposa, Rosa Carmona, ha resuelto retirar al marido la guarda y custodia del hijo menor de la pareja, de 3 años, y devolvérsela a su madre.

La decisión judicial considera demostrado, según los informes periciales practicados, que Carmona no sufría ningún tipo de alteración psiquiátrica, posibilidad alegada por González-Eiris y en virtud de la cual el auto de medidas provisionalísimas había otorgado al padre la guarda de su hijo, y que ella está mejor capacitada que su marido para cuidar del menor. Carmona se mostró ayer 'contenta y feliz' con la sentencia.

La sentencia, adelantada ayer por el diario Abc, otorga también a Carmona el uso y disfrute del hogar conyugal, que González-Eiris deberá abandonar 'a la mayor brevedad posible'; y dos pensiones mensuales, una de ellas compensatoria, para la madre, de 240 euros, y otra alimenticia, para el menor, de 150. El abogado de Carmona, Javier Álvarez de Toledo, dijo ayer que piensa recurrir la sentencia en lo referente a la cuantía de las pensiones por considerarlas muy pequeñas. Las medidas provisionalísimas establecían que su defendida debía recibir 420 euros mensuales.

El otro hijo de la pareja, que recientemente ha cumplido 18 años, decidió seguir conviviendo con su padre, según explicó el abogado de éste, Luis Rodríguez. El letrado recomendará a González-Eiris que recurra la sentencia por considerar que los informes periciales sobre el estado mental de Carmona se practicaron de forma 'irregular'.

González-Eiris fue denunciado en junio por su esposa por malos tratos, un proceso penal que aún sigue abierto. Carmona se decidió a llevar a su marido a los tribunales, después de años de sufrimiento según su testimonio, cuando éste llegó a forzar su ingreso durante tres días en una unidad psiquiátrica contra su voluntad y según la recomendación de un psiquiatra privado que sólo la entrevistó una vez.

La consejera de Justicia y ex secretaria provincial del PSOE, Carmen Hermosín, pidió ayer al alcalde de Salteras y calificó como 'impresentable' que siga en su cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de marzo de 2002