Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:La jornada de Liga | FÚTBOL

La Real, carente de ambición

El cuadro de Toshack no forzó la máquina ante un Osasuna que jugó al paso

La Real Sociedad llegó a Pamplona con la intención de puntuar y consiguió su propósito. Sin embargo, los aficionados realistas no encontrarán muchos motivos para el optimismo. La situación de la Real en la tabla es muy delicada, pero la actitud con la que afronta partidos tan vitales como el de ayer no hace presagiar nada bueno.

Esta vez tuvo que ser de rebote, en una melée dentro del área que Luiz Alberto resolvió con la mano, como se decidió un encuentro que ya parecía tener el final escrito. Y es que Osasuna, jugando al paso, casi empeñado en devolverle a la Real el favor por el que salvó la categoría en la última jornada de la pasada temporada, se había puesto por delante y parecía tener el partido en sus manos.

Un encuentro que resultó bonito por el ambiente en las gradas, pero que estuvo muy lejos de agradar al buen aficionado. Apenas se pisaron las áreas, las ocasiones escasearon y jugadores de calidad como De Pedro o Gancedo pasaron por el choque sin hacer ruido.

Para colmo, Toshack se encargó de dilapidar el encuentro cuando vio que podía sacar tajada y, a falta de un cuarto de hora, se atrincheró con tres centrales. Al final, el galés obtuvo el premio que buscó, pero queda la incógnita de qué habría pasado si la Real hubiera forzado la maquina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 4 de marzo de 2002