OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

La Generalitat y el problema de Lear

El pasado domingo, 24 de febrero, pude leer, con gran estupor, en el apartado A debate de este diario, la opinión de un alto cargo de la Generalitat sobre la problemática que están sufriendo las familias de los trabajadores de la empresa Lear de Cervera. Según el señor Antoni Gurgui, director general de Industria, en un futuro los ciudadanos de este país sufriremos el mismo problema que están pasando los trabajadores de esta empresa. Según palabras textuales de este señor, 'que Cataluña pueda competir cada vez menos por mano de obra barata, pese a comprender el ánimo de los afectados, es bueno'.

Como joven trabajador y sobre todo como ciudadano, me preocupa y si me permiten la apreciación, 'me asusta' que los políticos de la Administración, que son los que nos deben dar soluciones y garantizar a los ciudadanos que empresas como Lear no juegen con nuestro futuro, puedan tomarse la libertad de cruzarse de brazos ante este problema y otros más que no tengo espacio para explicar. Es cierto que como ciudadano que ejerce su derecho al voto, lo único que me queda para castigar esta actitud son los próximos comicios pero también es cierto que mi futuro como trabajador y el de las 1.200 familias de Lear no pueden esperar tanto tiempo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de febrero de 2002.