Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agente Mulder vuelve en el episodio final de 'Expediente X'

Expediente X terminará dentro de tres meses en EE UU con un episodio doble que supondrá también el regreso del actor que en buena medida convirtió a la serie en un fenómeno televisivo. David Duchovny, que interpreta al agente Fox Mulder, también escribirá y dirigirá uno de los últimos capítulos. Los productores prometen resolver nueve años de flecos paranormales en los últimos cinco episodios de una serie que no ha podido superar el adiós del actor ni la saturación de conspiraciones e invasiones alienígenas.

Duchovny se marchó de Expediente X convencido de que el salto al cine lo convertiría en el nuevo George Clooney. Pero, como a tantos otros antes que a él, sólo le ha servido para desmembrar la producción que le hizo famoso a cambio de una carrera en el cine llena de mediocridad.

Aunque Duchovny dijo recientemente que 'nunca más' regresaría a la serie porque 'no sería justo ni para mí ni para los seguidores', lo que quería era castigar a la cadena Fox en medio de un contencioso que está en los tribunales: el actor quiere un porcentaje mayor de los derechos de reemisión de los episodios de Expediente X.

Su regreso en el capítulo final puede ser un salvavidas para él. Le conviene levantar su imagen antes del estreno del próximo filme de Steven Soderbergh, Full frontal, que puede convertirse en su última oferta de empleo en Hollywood.

La Fox acaba de anunciar que Expediente X irá resolviendo algunas de sus tramas en cinco episodios que culminarán con un capítulo doble que pondrá fin a una serie que pasó de ser un objeto de culto a una parodia de sí misma. La temporada pasada, el embarazo de la agente Scully (Gillian Anderson) se resolvió de manera pintoresca. La serie ha ido perdiendo su frescura en los últimos años a medida que los guionistas parecían convencidos de que los espectadores podían admitir cualquier ocurrencia narrativa con la excusa de que en el mundo paranormal todo vale.

En EE UU, la producción ha ido goteando espectadores de manera imparable. Una parte del público ha envejecido y la otra sigue considerando una traición la ausencia de Mulder y la presencia de nuevos protagonistas, correctos en su papel pero vacíos de contenido.

Aunque el creador, Chris Carter, asegura que Mulder y Scully llegarán al final de la trama inicial de la serie (la conspiración del Gobierno de EE UU para ocultar la existencia de alienígenas y los contactos con extraterrestres), algunos caminos quedarán abiertos: Carter insiste en convertir Expediente X en una franquicia cinematográfica al estilo 007. La segunda película está en fase de preproducción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de febrero de 2002