LA OFENSIVA CONTRA EL TERRORISMO

El 'síndrome del 6 de febrero'

Algunos magistrados de la Audiencia Nacional han acuñado ya un nuevo concepto: el síndrome del 6 de febrero.

En esa fecha, el Consejo General del Poder Judicial suspendió en sus funciones a los magistrados de la Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia, Carlos Cezón, Juan José López Ortega y Carlos Ollero, que el 22 de diciembre dejaron en libertad bajo fianza al narcotraficante Carlos Ruiz Santamaría, Carlos el Negro, que aprovechó la circunstancia para fugarse. Pero en la Audiencia muchos funcionarios y algunos magistrados tienen la convicción de que la libertad de El Negro ha sido la excusa utilizada para apartar a los magistrados y así evitar que tuvieran que resolver en los asuntos sobre el entorno de ETA.

Más información

Estos magistrados habían revocado algunos autos de prisión o procesamiento dictados por el juez Baltasar Garzón y su postura perjudicaba la política antiterrorista seguida por el Gobierno.

Así que la suspensión de los tres jueces, ahora que toca resolver sobre la ilegalización de Ekin, la dirección política de ETA, según Garzón, y sobre los autos de prisión de miembros de Jarrai-Haika-Segi, ha supuesto un 'aviso a navegantes'. Y así, se ha acuñado el concepto de síndrome del 6 de febrero, en paralelismo a las consecuencias habidas en todo el mundo tras los atentados del 11 de septiembre contra Estados Unidos.

Algunos jueces han suscrito pólizas de seguro para cubrir la pérdida de salario para el caso de que una decisión errónea les pueda suponer una sanción. Otros simplemente se adaptan sin más a la nueva situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de febrero de 2002.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50