Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido el propietario de una sala que ya tiene la orden de cierre

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron ayer a Jesús Amado Pérez Arnau en el after hours ilegal que regenta en la calle del Marqués de Ahumada (Salamanca) por llevar una bolsa con 20 pastillas de éxtasis. También detuvieron a dos de los empleados de Amado por tenencia de drogas, según fuentes policiales.

Los agentes desalojaron a los cientos de jóvenes que en ese momento, las once de la mañana, bailaban en el local. La junta del distrito de Salamanca ya tiene la orden para cerrar este after hours, que en teoría funciona como un gimnasio. El cierre aún no se ha hecho efectivo porque el abogado del dueño tiene un mes para presentar las alegaciones.

Los antidisturbios, apoyados por miembros de la Policía Municipal, irrumpieron sobre las once de la mañana en el local de Amado para hacer una inspección rutinaria. En ese momento, cerca de cien personas se encontraban bailando al alto volumen de la música y tomando copas en la sala. 'Estábamos divirtiéndonos y tomando drogas cuando, de repente, se han encendido las luces y ha entrado la policía y nos ha dicho que nos largásemos', explicó ayer Alberto, de 21 años. Y añadió: 'Aquí funciona el boca a boca. Si cierran este garito, pronto nos enteramos dónde han abierto otro'.

Javier de las Heras, abogado del dueño del local, explicó que su cliente está detenido en la comisaría de Salamanca y que pasará a disposición judicial el próximo martes. 'Le han arrestado por un presunto delito contra la salud pública, pero no pueden cerrar el local porque todavía estamos en periodo de alegaciones', explicó De las Heras. Y agregó: 'Aunque Amado esté detenido, el próximo fin de semana el local puede volver a abrir porque lo regenta a medias con su madre'. Si se demuestra que Amado estaba traficando con drogas, la pena que le puede caer es de seis meses a un año en la cárcel.

Los vecinos de la zona llevaban desde el mes de diciembre denunciando que el gimnasio de Jesús Amado en realidad encierra un after hours. Este hombre, con amplios antecedentes en actividades ilegales similares, según la policía, fue sancionado hace cinco meses por abrir otro after hours en un chalé de Mirasierra (Fuencarral).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de febrero de 2002