Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Corrección

Una pequeña corrección a la carta publicada en esta sección y firmada por Julia Gómez. El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcobendas, del PSOE, con la inestimable aportación de un concejal de IU, despidió a 11 de sus trabajadores, y no a siete. No es culpa de la señora Gómez este baile de cifras, ya que el propio equipo de gobierno socialista de Alcobendas contabiliza siempre en siete las bajas ocasionadas por, como bien dice Julia Gómez, oscuras causas objetivas.

¿Será que el Ayuntamiento de Alcobendas no considera como sus trabajadores a los otros cuatro despedidos, a pesar de los años de servicios prestados por ellos? Seguramente ése es el motivo, porque, con todo lo que este municipio alardea de sus esfuerzos para fomentar el empleo estable, no debe considerar como trabajadores a aquellos que el mismo Ayuntamiento contrata de forma precaria y mantiene en esas circunstancias durante años. El Ayuntamiento de Alcobendas ha encontrado un extraordinario método para acabar con el empleo precario en su propia organización: despedir de la noche a la mañana. Por eso es precario. Y de paso se carga también siete puestos fijos. Enhorabuena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de febrero de 2002