Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Irureta le falla la apuesta por sus delanteros 'rebeldes'

Djalminha, ese brasileño díscolo, de actitud desafiante, lengua larga y regate corto, recuperó ayer la titularidad. El mediapunta ya había disputado algunos minutos como sustituto de Valerón en los dos últimos choques ligueros del Deportivo. Pero ayer recuperaba su sitio favorito en el campo desde el inicio del encuentro mientras el canario esperaba su turno en el banquillo. Las tornas habían cambiado.

Nadie lo notó hasta mediado el segundo tiempo. Escondido en la zona de nadie, abandonado a la molicie defensiva y sin dar señales en el ataque, Djalminha se limitó a trotar al paso por el césped de Riazor hasta que la urgencia del resultado le hizo despertarse del sueño en el que había estado hivernando más de 70 minutos.

Javier Irureta sorprendió al público de Riazor dejando al brasileño en el rectángulo y permitiendo al mediapunta compartir el espacio central con Valerón, que sustituyó a Tristán cuando el Deportivo perdía ya. De esa asociación tampoco surgió nada deslumbrante, aunque en una ocasión los dos jugadores se combinaron para fabricar una buena oportunidad de gol.

Pero Djalminha, que había mostrado un completo catálogo de despropósitos y lo mismo fallaba en una entrega sin oposición alguna, mandando el balón fuera de banda, que lanzaba a las nubes una falta, terminó resucitando.

Entonces, el brasileño, que ha sido convocado por Scolari para disputar el próximo miércoles un partido amistoso contra Arabia Saudí, empezó a entrar más en juego, a conducir más el balón y a elaborar un fútbol más profundo.

Irureta apostó ayer por sus jugadores más ofensivos. Más ofensivos y con más tendencia a discutir sus planteamientos tácticos. El preparador no sólo contó con Djalminha, sino también con otro hombre que le ha criticado en más de una ocasión, el holandés Makaay. Junto a ellos, Tristán, que estuvo un poco más acertado, completó la tripleta atacante blanquiazul.

El sevillano, que también ha tenido más de una discusión con el técnico, cerró un trío atacante que apenas se asoció en todo el partido, con Makaay perdido en la banda derecha. Y fue precisamente Tristán el primero de los tres en abandonar el terreno de juego, sustituido por Valerón. Tristán se marchó del campo moviendo la cabeza a un lado y otro en señal de disgusto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de febrero de 2002