Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CNMV encuentra indicios de información privilegiada en la OPA sobre Asturiana del Zinc

El organismo supervisor remite la investigación a la fiscalía al considerar que puede haber delito

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha remitido a la fiscalía la investigación realizada sobre la OPA (oferta pública de adquisición de acciones) de la firma suiza Xstrata sobre Asturiana del Zinc anunciada el 12 de enero de 2001, tras detectar claros indicios de información privilegiada. Por vez primera, la Comisión ha preferido no abrir un expediente y dirigirse directamente a la fiscalía, ya que el uso de información privilegiada es un delito recogido en el Código Penal. La colaboración de las autoridades supervisoras suizas ha sido determinante.

Los hechos se remontan al 12 de enero del pasado año. La empresa suiza Xstrata lanzó una oferta pública de adquisición (OPA) sobre el 100% del capital de Asturiana del Zinc (AZSA), compañía cotizada en la bolsa española y presidida por Santiago Zaldumbide. Se da la circunstancia de que el principal accionsita de AZSA era Glencore, el mismo que el de Xstrata. Glencore justificó la operación como una integración de los negocios de zinc.

La OPA se valoró a 13,5 euros por acción con pago en metálico. Ese mismo día, tras conocerse la oferta, la acción subió el 9% para terminar la sesión muy cerca de esta oferta: 13,30 euros. Ese día se intercambiaron 3,51 millones de acciones, el volumen más elevado de todo el ejercicio.

Pero el posible uso de información privilegiada se detecta en los días anteriores al lanzamiento de la OPA. El 11 de enero, la cotización de Asturiana tuvo una negociación inusitada.El valor subió el 8% con un volumen de contratación de 1,101 millones de acciones. Los días previos ya se había reflejado también intercambios poco habituales por encima de las 100.000 acciones, cuando durante las jornadas del mes de diciembre difícilmente superó esa cifra. Esto es, a juicio de la investigación, un indicio claro de que existía información privilegiada. La evolución de Asturiana fue meteórica ya que cerró el año 2000 en 9,30 euros y el 15 de enero de 2001 costaba 13,34 euros.

La Comisión de Valores, presidida entonces por Pilar Valiente, hizo una rutinaria investigación sobre la evolución de Asturiana en los días previos y posteriores a la oferta de Xstrata. Tras una exhaustiva investigación, el organismo supervisor, que ahora preside Blas Calzada, anunció ayer que había remitido a la fiscalía su investigación por posible caso de delito, ya que el nuevo Código Penal tipifica como tal el uso de información privilegiada.

Importante ganancia

Es la primera vez, ante la claridad y contundencia de los indicios que la CNMV ha optado por acudir a los jueces y no abrir un expediente administrativo. En el caso de que la fiscalía no encontrase suficiente elementos para imputar un delito a las personas investigadas por la Comisión, el asunto volvería al organismo supervisor para actuar por la vía administrativa. Según fuentes de la Comisión, la ganancia obtenida en estas operaciones superaría el umbral jurídico de los 75 millones de pesetas (450.759 euros). Al superar tal cantidad se considera de responsabilidad penal.

La CNMV destaca la complejidad de la prueba en estos supuestos de información privilegiada, aunque los indicios en este caso son muy claros. Ha sido decisiva, según esas fuentes, la colaboración de las autoridades supervisoras suizas para determinarlos, así como a las personas responsables del uso de información privilegiada en la oferta. La CNMV mantiene silencio sobre la identidad o nacionalidad de las personas investigadas. El tema queda ahora en manos de la fiscalía, que si encuentra las investigaciones suficientemente claras comenzará a realizar las oportunas diligencias.

Fuera de Bolsa

Desde el pasado mes de noviembre, Asturiana ya no cotiza en la bolsa española, ya que Xstrata, después de aquella primera OPA lanzó otra encaminada a la exclusión de la empresa del mercado de acciones. El capital de Asturiana estaba controlado, antes de la primera OPA, de forma mayoritaria por Glencore (44,4%) por Bank of Scotland (9%), por First Boston (5,1%) y por Banque Cantonale Vaudoise (5,07%). El resto se encontraba atomizado en el mercado. Glencore había adquirió en 1997 a Banesto un importante paquete de acciones (24,7% del capital) y es, a su vez, el mayor accionista de Xstrata. En ese momento pagó 10,88 euros por título. En 1998, Glencore lanzó una OPA sobre AZSA para elevar su participación al 44% por 20,43 euros.

Asturiana había tenido, cuando pertenecía a la Corporación Banesto y este grupo estaba controlado por Mario Conde, una vida muy ajetreada. Presidida por Francisco Javier Sitges, recibió un expediente de la CNMV por sus operaciones especulativas en el mercado de futuros del zinc que generaron pérdidas de 17.000 millones de pesetas. Las actuaciones fueron una de las causas abiertas contra Conde, Sitges y otros gestores en el caso Banesto

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de enero de 2002