El Constitucional prohíbe los registros en hoteles sin orden judicial

Cuatro policías pueden ser condenados

El Tribunal Constitucional ha derogado el artículo 557 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, que permitía los registros de habitaciones de hoteles sin necesidad de orden judicial previa, por entender que estas dependencias sí deben ser consideradas domicilios a efectos de su protección constitucional. El fallo puede conducir a la condena de cuatro policías que registraron las habitaciones de dos periodistas sin orden judicial.

La derogación se produce después de que la Audiencia Provincial de Sevilla planteara en 1994 una cuestión de inconstitucionalidad, que ahora ha resuelto el Cosntitucional estableciendo la incompatibilidad de la norma con el artículo 18.2 de la Carta Magna.

El caso que llevó a promover la cuestión de inconstitucionalidad consistió en la entrada y registro por parte de un inspector y tres policías en dos habitaciones de un hotel ocupadas por dos periodistas, sin su consentimiento y sin orden judicial. La Audiencia elevó la cuestión al Constitucional aduciendo que si el artículo 557 se considera constitucional, el registro no constituiría delito. Pero la declaración de inconstitucionalidad del artículo abriría la vía penal para los policías.

La sentencia argumenta que, aunque la Constitución no define expresamente qué es domicilio a efectos de la inviolabilidad consagrada en el artículo 18.2, la jurisprudencia ha ido conformando sus características, en las que sí cabe considerar como tal las habitaciones de hoteles y establecimientos similares.

El artículo ahora derogado establecía que 'las tabernas, casas de comidas, posadas y fondas no se reputarán como domicilio de los que se encuentren o residan en ellas accidental o temporalmente'. Sin embargo, el Constitucional entiende que el concepto de domicilio, como espacio donde el individuo 'vive sin estar sujeto necesariamente a los usos y convenciones sociales y ejerce su libertad más íntima' puede aplicarse a las habitaciones de hotel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS