Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una plataforma elevada ofrece una visión inédita de la catedral de Vitoria

La catedral gótica de Santa María de Vitoria emprende su tercer programa de visitas guiadas con una oferta sorprendente: el paseo por una pasarela elevada cuatro metros sobre el nivel del suelo a lo largo de toda la nave central. En esta ocasión, las visitas guiadas, que comenzarán la próxima primavera, ofrecerán una perspectiva completamente desconocida del templo, una aportación más del plan de rehabilitación que se desarrolla en los últimos años.

Las obras de recuperación de la catedral vieja parten de una concepción integral de la investigación histórica. De ahí que se haya intervenido desde un primer momento en el subsuelo, sobre todo en la cabecera de la iglesia, lo que ha permitido obtener datos imprescindibles sobre la génesis de su constrcción y sobre la propia historia de Vitoria desde la ocupación romana.

Ahora, para mantener estos estudios en toda la superficie del templo mientras se consolida los muros del edificio, se ha construido una estructura metálica sujeta a los pilares que permite además una visión inédita de un templo gótico. La plataforma cumple así una doble misión. En primer lugar, resulta clave en las labores de consolidación, como refuerzo preventivo para garantizar la estabilización del edificio, pero también es un observatorio privilegiado para los visitantes, que podrán seguir desde lo alto las evoluciones de los arqueólogos en sus excavaciones.

La restauración de la catedral de Santa María va acompañada de descubrimientos científicos que son expuestos al público que acude a visitarla dentro de los pases guiados que comenzaron en el año 2000. Así se espera continuar hasta 2009. El año pasado 28.573 personas participaron en estas visitas, en grupos de 15. Para esta temporada, el precio de la entrada será de 2 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de enero de 2002