Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cónclave extraordinario 'austero'

El parlamentario socialista alavés Víctor García Hidalgo, designado a fines del pasado año por el presidente de la gestora, Ramón Jáuregui, para organizar el congreso, viajó el martes a Madrid con Javier Rojo para entrevistarse con los responsables de organización del PSOE de cara a la preparación del cónclave extraordinario de los próximos 23 y 24 de marzo en el Kursaal donostiarra. En la reunión, el brazo derecho de Rojo, también responsable interino de Finanzas de la organización vasca hasta la celebración del congreso, aprovechó para intentar cuadrar las cuentas del último ejercicio.

El diputado alavés y miembro de la anterior ejecutiva ha anunciado que el congreso del Kursaal será 'austero'. 'No estamos en un momento para tirar la casa por la venta y, además, lo fundamental no es la escenificación, sino llevar a buen puerto la organización y clarificar el ideario y la estrategia del PSE', asegura.

Otro de los asuntos que deberá también determinar la gestora o, en su caso, el propio Comité Nacional, que se reunirá el próximo día 9, al margen de dar luz verde a la ponencia, es el censo de militantes que se utilizará para la elección de los compromisarios encargados de definir el rumbo del partido y de elegir al líder de los socialistas vascos y a su nueva ejecutiva.

Para el anterior cónclave del PSE, el cuarto, celebrado en el Palacio Euskalduna de Bilbao el 25 y el 26 de noviembre de 2000, fueron elegidos por las agrupaciones de las tres provincias un total de 553 delegados con derecho a voto. Aunque no está decididio, presumiblemente, en esta ocasión se volverá a utilizar el mismo censo de unos 9.000 militantes que se empleó para esa cita, en la que Redondo fue reelegido con el 51% de apoyos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2002