Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Segunda División

El Atlético gana de penalti un choque de hormigón

Cuando la distancia entre las líneas convierte a los delanteros del Atlético en pequeño puntitos lejanos que se desesperan a 50 metros de la jugada y el equipo rival construye una muralla de hormigón en el centro del campo, el único recurso posible para que llegue el gol es una jugada a balón parado. Y así sucedió ayer. Un penalti cometido sobre Fernando Torres y transformado por Diego Alonso sirvió para tirar a la basura todo el esfuerzo y la disciplina del Eibar.

El conjunto guipuzcoano se plantó en el campo con dos líneas defensivas adelantadas y un único jugador en punta, Kortina. Así las cosas, el Atlético recurrió a los balones largos, se olvidó de las bandas y apenas creó peligro en todo el encuentro.

ATLÉTICO 1| EIBAR 0

Atlético: Burgos; Armando (Dani, m. 52), García Calvo, Hibic, López; Aguilera, Movilla, Colsa (Otero, m. 60), Stankovic; Fernando Torres y Diego Alonso (Correa, m. 52). Eibar: Almunia; Iker Garai, Galdames (Fagoaga, m. 36), Guerrero, Rodríguez (Cabeza, m. 36), Cabrejo; Jorge Sánchez, Garitano, Solaun, Barkero (Aldeondo, m. 60); y Kortina. Gol: 1-0. M. 51. Diego Alonso, de penalti cometido sobre Fernando Torres. Árbitro: García Delgado. Amonestó a Torres, Correa, Stankovic, Otero y Fagoaga. Expulsó (m. 90) al técnico del Eibar, Blas Ziarreta, por doble tarjeta amarilla. 40.000 espectadores en el Calderón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de enero de 2002