Crónica:BOLSASCrónica
i

Dientes de sierra

La Bolsa española obtuvo ayer el mejor resultado en lo que ha transcurrido de este año, con una subida del 2,22% en el Ibex 35 y del 1,96% en el índice general de Madrid. Nada ha cambiado en el entorno económico para justificar esa subida de las cotizaciones, pero la caída de los precios de la sesión anterior hizo que resultaran atractivos para los inversores, que entraron a saco en el mercado como si ésta fuera la última oportunidad antes del sprint definitivo.

La moratoria concedida por el FMI a Argentina podría justificar la actitud de los inversores españoles, pero la subida se produjo en toda Europa, e incluso fue mayor en la Bolsa de Francfort, que ganaba el 2,92% poco antes del cierre.

Los inversores, en general, consideran que en cualquier momento la recesión económica puede tocar fondo, y el anuncio de que el PIB alemán en 2001 se quedó en el 0,6% se interpretó como el peor dato de los posibles, aunque fue inferior a las previsiones del Gobierno. La Bolsa de París subió el 1,30% y Londres ganó un 0,21%, mientras que Nueva York disfrutaba de un repunte del 1,24% en su índice Dow Jones de valores industriales.

La subida de la Bolsa de Nueva York se debió al dato de peticiones semanales de subsidio de desempleo que, con sólo 14.000 demandas, fue la cifra más baja desde finales del pasado mes de julio. Los analistas de Estados Unidos esperan que la demanda interna se reactive y abra el camino a la recuperación de la economía, razón por la que el frenazo en las peticiones de subsidio de desempleo ha tenido una interpretación tan positiva.

En cualquier caso, los mercados han entrado en una fase convulsa que en las seis últimas sesiones ha alternado subidas y bajadas, casi todas ellas de más del 1%. En la Bolsa, cada día cambia todo para que las cosas sigan en el mismo sitio después de una semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de enero de 2002.

Lo más visto en...

Top 50