Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex alcalde de Benidorm sigue los pasos de Sanus y deja el PSPV

Catalán Chana discrepa de la ejecutiva local y pasa al grupo mixto

El concejal socialista y ex alcalde de Benidorm, Manuel Catalán Chana, anunció ayer su baja como militante en el PSPV y su pase al grupo mixto -'porque no puedo estar donde nunca me han querido', explicó- y anunció que continuará en la vida política 'luchando para derrotar al PP', aunque negó que, por el momento, esté pensando crear una nueva formación. La secretaria local del PSPV, Maite Iraola, criticó que el ex alcalde 'no haya sabido ganarse la confianza del resto de concejales del grupo'.

Catalán fue alcalde de Benidorm en la etapa socialista desde 1983 hasta 1991 en que fue descabalgado de la alcaldía gracias al transfuguismo de la edil socialista Maruja Sánchez, que permitió gobernar en Benidorm al ahora presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana. Años más tarde fue rescatado para la política activa por el entonces secretario local del PSPV de Benidorm, José María Pajín, quien buscaba un oponente con garantías de vencer en las primarias al secretario comarcal Agustín Navarro, enfrentado en aquellas fechas a la ejecutiva local. Catalán venció por unos pocos votos y encabezó la lista socialista en las últimas elecciones que perdió frente al PP.

Tras los comicios ocupó la portavocía del grupo municipal hasta que hace poco menos de un año presentó su dimisión. La renuncia de Catalán a seguir en el PSPV se produce días después de que Josep Sanús, ex alcalde de Alcoy, hiciera los mismo. El propio Catalán Chana reconoció ayer su 'amistad' con Sanus, aunque negó que su caso 'tenga cualquier conexión con él'.

La baja de Catalán se produce tras una reunión que tuvo lugar el pasado viernes, con la presencia de todos los ediles del grupo y otros dirigentes socialistas desplazados desde Valencia 'en la que se vertieron graves acusaciones' contra él 'sin aportar ninguna prueba'. En aquella reunión los concejales socialistas criticaron la connivencia del ex alcalde con un periódico local creado para perjudicar al PSOE.

Todo ello fue negado y argumentado por Manuel Catalán, que concluyó su exposición acusando al PSOE de Benidorm de no tener actualmente 'ningún liderzgo en el partido' así como de potenciar 'a los más amigos y no a los mejores'. Asimismo Catalán reconoció: 'Fui conejillo de indias en las primarias, y ahora creo que la pretendida unidad del PSPV es sólo ficticia'. Para Catalán los socialistas 'se equivocan'. Y añadió: 'Es mejor contar con el activo político de las personas que hemos trabajado. Están perdiendo las elecciones'.El ya ex edil socialista aclaró que mantendrá su acta de concejal porque considera 'que los intereses de Benidorm más que nunca están por encima de los del partido' y anunció: 'Intentaré impulsar una actividad política social y económicamente útil'.

La ejecutiva socialista respondió de inmediato y acusó a Catalán de 'personalista' y criticó su 'escasa capacidad para trabajar en equipo'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de enero de 2002