Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero explicará a Redondo su plan para cambiar de líder y de estrategia

La Ejecutiva Federal aboga por un cambio estratégico para desmarcarse del PP vasco y de Mayor

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, comunicará a mediados de esta semana a Nicolás Redondo sus planes para promocionar otro liderazgo político en Euskadi y otra estrategia de trabajo en el PSE equidistante del PP y del PNV. La Ejecutiva Federal abordará mañana la crisis del PSE. Después se entrevistarán Zapatero y Redondo para discutir cómo se afronta este proceso. La dirección del PSOE apuesta por que Redondo no se presente como candidato en el congreso extraordinario para facilitar así la suma de respaldos mayoritarios en torno a su sustituto.

El panorama en el PSE empieza a definirse tras la dimisión por sorpresa de Redondo como secretario general a finales de diciembre. El ex secretario general de los socialistas vascos aún no ha comunicado públicamente su intención de apartarse de la carrera política en Euskadi, aunque todos los dirigentes de la Ejecutiva del PSOE que han conversado con él estos días han extraído la conclusión de que Redondo no competirá por la reelección. El dirigente socialista vasco no quiere ser más tiempo objeto de discrepancias o un impedimento añadido para que la futura dirección política que salga del congreso trabaje con el respaldo mayoritario de todas las corrientes y sensibilidades.

En la Ejecutiva Federal aún recuerdan que Redondo apenas recabó el 58% de los votos en el congreso ordinario en el que resultó elegido pese a que no se presentaron candidaturas alternativas. Las mismas fuentes constatan que en estos años el líder del PSE no ha logrado sumar más fuerzas y corroboran que así es muy difícil el funcionamiento de un partido todos los días. En los comicios del pasado 13 de mayo, Redondo logró un récord en número de votos jamás alcanzado por el PSE en unas elecciones autonómicas, aunque se quedó por debajo de la cota necesaria para desbancar con el apoyo de los escaños del PP al PNV de Juan José Ibarretxe.

Disponer de apoyos

Fuentes de la Ejecutiva Federal ratifican que aún no existe un candidato formalmente respaldado por Zapatero, pero sí aceptan que en estos momentos Patxi López, el secretario general en Vizcaya, es el que dispone de más apoyos en Euskadi, aunque al líder del PSOE también le gustan dirigentes como Carlos Totorika (alcalde de Ermua) o Javier Rojo, secretario general de Álava.

En la Ejecutiva se atreven a calcular ahora que ese candidato de consenso podría ganar el congreso con cerca del 80% del voto de los delegados. Sobre todo desde que el líder del PP vasco, el ex ministro del Interior Jaime Mayor, les 'provocó' al abrir las puertas de su formación a todos los progresistas desencantados, tras la dimisión de Redondo.

Esa 'injerencia de Mayor', la reacción 'descarada' del Gobierno de José María Aznar y del PP a favor de Redondo y el comportamiento de los 'medios de comunicación afines al Ejecutivo', acusando a la Ejecutiva Federal de presionar al líder del PSE para que renunciara, han convencido definitivamente al equipo de Zapatero de que es necesario empezar un nuevo proyecto político en Euskadi.

Distintos miembros de la Ejecutiva Federal han recalcado que en momentos en los que la mayoría del partido ya tenía claro que la estrategia seguidista de las ideas de Mayor no iban a conducir a ningún lado, se siguió apoyando a Redondo sin matices.

Ahora, sin embargo, sostienen ya abiertamente que Mayor usó a Redondo, se valió del PSE e intenta hacer lo mismo con su dimisión. Redondo dejó el cargo, recuerdan desde la Ejecutiva Federal, por 'problemas endógenos del PSE que él mismo declaró no ser capaz de solventar'. En la Ejecutiva también ha molestado que Redondo no haya replicado claramente estos días la versión gubernamental de que había sido abandonado a su suerte por Zapatero.

Ese camino de acompañamiento sin matices de la estrategia del PP contra el Gobierno vasco se terminó. Lo ha dicho nítidamente el presidente de la gestora del PSE, Ramón Jáuregui, una figura muy respetada por todos los sectores, al analizar el estado en el que se ha encontrado el partido: 'Lo que más me ha sorprendido es la pérdida de autonomía respecto a nuestros adversarios políticos. Hemos llegado a ser el muñeco del pim pam pum en la política vasca. Urge recuperar personalidad, criterio y opinión propia'.

Ésa es la opinión mayoritaria de la Ejecutiva Federal del PSOE, que mañana tratará este asunto con el propio Redondo. Sus planes personales y políticos para el futuro los debatirá a solas con Zapatero. Podría dedicarse más a su puesto en la Ejecutiva como responsable de relaciones institucionales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2002