Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL EURO EN LA CALLE

El euro pierde casi todo lo ganado

La cotización del euro volvió a caer ayer, por segundo día consecutivo, frente a su principal rival, el dólar, y consiguió mantenerse a duras penas ligeramente por encima de los 89 centavos de dólar. El BCE cerró el cambio oficial de la moneda única en 0,8954 dólares, frente a los 0,8982 con los que abrió la jornada y ligeramente por encima al valor con que cerró el pasado año. Hace justo tres años, cuando la moneda única se estrenó en bolsa, el euro costaba 1,19 dólares. Respecto a la divisa japonesa, el cambio se cerró en 117,18 yenes por euro y frente a la libra esterlina en 0,6217.

Muchos analistas esperaban que con la puesta en circulación de las monedas y billetes, el euro empezara a recuperar terreno hasta alcanzar la paridad con el dólar. El euro despidió 2001 con un valor de 0,8913 frente al billete verde y recibió el nuevo año bajo la euforia de los ciudadanos, lo permitió cerrar la priemra jornada, el miércoles pasado, con una revalorización del 1,6% frente a la moneda estadounidense, del 1,9% frente al yen y del 2,3% frente a la libra británica. Pero la alegría duró sólo un día. El jueves, el valor de la moneda única cayó y cerró por debajo de los 90 centavos de dólar, aunque el BCE.

La alegría de los analistas no sólo ha durado poco, sino que, además, empieza a hablarse de que si el euro no es capaz de superar pronto los 90 centavos de dólar se incrementará el riesgo de que se desplome más rápidamente. Este elemento, sumado al nuevo dato de inflación en la zona euro para diciembre (2%), puede propiciar una bajada de los tipos de interés en la próxima reunión del BCE para animar a los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2002