Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición critica que Pujol apele al patriotismo y pacte a la vez con el PP

Toda la oposición, incluido el Partido Popular (PP), descalificó ayer el mensaje de fin de año del presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, quien alertó del riesgo de que el PP recorte el autogobierno de Cataluña. Los partidos de izquierda le recordaron que su discurso queda 'deslegitimado' precisamente por el pacto que CiU mantiene con el PP, mientras que los conservadores afirmaron que 'el único peligro para Cataluña es una CiU anclada en el pasado' en demanda de más autogobierno.

La oposición en bloque criticó también que Pujol no hiciera referencia alguna a cuestiones como los cortes de luz, la fuga de presos, el rebrote de la peste porcina y la entrada del euro, describiendo de esta manera, según ellos, una 'Cataluña irreal' que busca 'esconder' la 'mala gestión' de su Gobierno a partir de apelaciones al patriotismo.

El portavoz del Partit dels Socialistes (PSC), Miquel Iceta, acusó a Pujol de 'subordinar los intereses de Cataluña a los de CiU' y añadió que 'su único objetivo es consolidar un candidato [Artur Mas] con un pacto con el PP que pone en peligro el autogobierno'. El portavoz de Esquerra Republicana (ERC), Joan Ridao, afirmó que con su discurso Pujol 'pretende ocultar' su pacto con el PP, que data de 1996, y coincidió con los socialistas en que le falta 'credibilidad' para apelar al patriotismo si mantiene sus alianzas.

Por su parte, el presidente de Iniciativa per Catalunya-Verds (IC-V), Joan Saura, calificó de 'comedia' la alocución de Pujol: 'El discurso me suena a comedia porque esconde todas las responsabilidades de su Gobierno en relación con la Cataluña de hoy; es decir, los efectos del temporal, las fugas de presos, el rebrote de la peste porcina o la falta de política de vivienda, y porque llama al patriotismo cuando su único aliado es el PP'. El coordinador de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA), Jordi Miralles, acusó a Pujol de 'trilero' y 'cínico'.

Las palabras del presidente de la Generalitat también irritaron al PP, formación que sostiene al Gobierno de Pujol en el Parlament, pero que ha anunciado su intención de adoptar a partir de ahora una actitud más crítica con respecto a la coalición nacionalista. El presidente regional del partido, Alberto Fernández Díaz, opinó que el discurso refleja un 'final de etapa'. 'Cuando [Pujol] alertaba de los peligros de Cataluña, ignoraba deliberadamente que Cataluña es una sociedad de oportunidades y que el único peligro para Cataluña es la propia CiU, incapaz de renovar un discurso anclado en el pasado', afirmó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de enero de 2002