Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DOMÓTICA

Madrid muestra una casa inteligente con tecnología que ya está en el mercado

Cisco y Vallehermoso promueven el proyecto para demostrar que la domótica no es sólo una aspiración del futuro y que ya es posible dotar a las viviendas de sistemas integrados de control y creación de entornos

No hay mejor forma de familiarizarse con las nuevas tecnologías que meterlas en casa. Si antes de salir de la oficina puedes entrar en una página web privada y encender la calefacción de casa para que esté caliente al llegar, probablemente la red empezará realmente a formar parte de la vida cotidiana con mucha más fuerza. Eso es precisamente lo que intenta una iniciativa española de aplicación de infraestructuras tecnológicas en la construcción.

El grupo inmobiliario Vallehermoso y Cisco Systems inauguraron la semana pasada un prototipo de Casa Internet en Madrid. Los responsables del proyecto insisten en que no se trata de una prueba de laboratorio: todas las tecnologías que incorpora la casa están ya en el mercado. La iniciativa pretende demostrar que, en la construcción de nuevas viviendas, se hace imprescindible instalar canalizadores más potentes y cableados superiores a los recogidos en la normativa actual.

A primera vista todo parece normal en el piso del futuro. Sin embargo, si se pone más atención, aparecen pequeños monitores en las paredes de las habitaciones que sirven para controlar todas las funciones de la casa: subida y bajada de persianas, calefacción, sonido, y hasta los electrodomésticos inteligentes.

Es precisamente el refuerzo en las infraestructuras tecnológicas lo que hace posible controlar la casa entera desde el sofá (o desde la otra punta del mundo) a través de cualquier dispositivo con acceso a la red, como esos pequeños monitores en las paredes.

A la Casa Internet, que estará abierta al público en la Alameda de Osuna durante los próximos seis meses, estas bases le sirven para ofrecer a la familia telefonía IP, una red de área local para que todos se conecten al mismo tiempo, dos líneas ADSL, sistemas de seguridad como webcams en la entrada y en la habitación de los niños y una serie de herramientas para gestionarlo todo, tanto a través de conexión local como remota.

Por más que toda la tecnología ya está en el mercado, todavía habrá que esperar para verla en las casas. Rodrigo de Echenique, presidente de Vallehermoso, explica que todas las viviendas que proyecte su compañía a partir del próximo mes de enero incorporarán la red de área local. En una fase posterior se incorporarán la red domótica (para controlar a distancia los electrodomésticos) y por último la red de audio y vídeo, que permitirá compartir recursos con cualquier otra habitación (por ejemplo, una película en DVD o un programa de televisión). Cuando el futuro se haga presente se podrá, por ejemplo, ir de vacaciones sin dejar las llaves al vecino para que mueva las persianas. La casa será programable en distintos modos, que se podrán configurar como al usuario más le convenga. El modo Vacaciones se ocupará de mover persianas y encender luces y aparatos para que parezca que hay alguien. El modo Encasa, encenderá luces y calefacción. Y el Fiesta bajará la intensidad de las luces al 50% y pondrá a funcionar el equipo de música en todas las habitaciones. Y a vivir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de diciembre de 2001